El artista colombiano presentó "Medio Crazy" junto a Khea, compañero en Interscope Records. Por ese motivo se conectó con nosotros para hablar sobre su relación con la Argentina, su presente y la importancia de la teoría musical hoy en día.

Por Julián Mastrángelo

Ganador de una beca otorgada por los GRAMMY en 2015, estudioso de la música clásica, productor y cantante. Estas características han hecho que Nobeat sea uno de los nombres más relevantes dentro de la música urbana en estos últimos años, habiéndose sumado a Interscope Records y producido canciones como “Ayer Me Llamó Mi Ex”, de Khea.

En esta ocasión, el colombiano volvió a reunirse con Ivo para presentar “Medio Crazy”, su último lanzamiento y que a día de hoy ya cuenta con más de 2.8 millones de reproducciones en su canal de YouTube. “La química entre los dos es muy buena. Tenemos canciones guardadas incluso, “Medio Crazy” surgió de todo ese proceso, tenemos una relación bastante real”, afirmó.

Ahora, en conversación con Billboard Argentina habló sobre su relación con la industria musical nacional, su presente como cantante y productor y cuán importante cree él que es la teoría musical hoy en día.

¿Cómo te va Nobeat? Bienvenido

  • Muy bien por suerte, muchas gracias.

Hoy la canción tiene casi tres millones de reproducciones, ¿estás contento con todo el apoyo que recibió?

  • Claro que sí, va súper bien. La gente la ha apoyado bastante y los comentarios son realmente positivos. Es el comienzo de una nueva etapa, desde aquí darle las gracias a Khea por unirse. Lo que viene también está durísimo.

¿Cuál fue la primera vez que escuchaste a Khea?

  • La primera vez creo que fue cuando salió “Loca”, hace años ya. Personalmente, hace más de un año en Miami, la química entre los dos es muy buena. Tenemos canciones guardadas incluso, “Medio Crazy” surgió de todo ese proceso, tenemos una relación bastante real. Fuera del estudio también compartimos mucho tiempo, vamos juntos “molestando” por las calles de Miami (risas)

Los imagino en el mismo peluquero ¿no? Te sumaste a las rastas ahora

  • Totalmente, él me dijo “tienes que hacerte trenzas, si no, no grabo contigo” (risas). No, mentira, no me dijo eso pero sí me dijo que me haga las trenzas para combinar en el videoclip.

¿Alguna vez estuviste en alguna fiesta del estilo del videoclip?

  • Bueno sí, la verdad sí. En el video se ve un afterparty que quedamos con dos chicas y al final nos buscan, se nota la locura.

¿Qué crees que tiene Colombia en cuanto al surgimiento de artistas urbanos jóvenes?

  • Creo que Colombia tiene mucho folklore, mucha música y mucha diversidad. Uno crece con eso inconscientemente y desde pequeño ya se le van pegando los diferentes estilos y los diversos géneros musicales. En mi caso, que soy de la costa, tenemos una vibra más de playa y relajada, más extrovertida.

¿Alguna vez te alagaron tu voz profunda? Es algo particular dentro del género urbano

  • Trato de manejar varios colores, digamos que la voz grabe es la que más uso, aparte es mi voz, solamente la entono un poco más. Hay gente que le ha gustado y otra gente que no. Para poner contento a todo el mundo trato de implementar diferentes estilos, sobre todo para las intro, que intento hacerme una especie de autofeaturing.

¿Cómo es tu proceso de creación tanto como cantante como productor? ¿Qué piensas al momento de escuchar tu voz en el estudio y empezar a producir?

  • Siempre estoy pendiente de todos los puntos de la canción. Algunas veces empiezo desde la composición, otras desde la melodía… Como conozco tanto el programa y las notas musicales, a veces armo la canción entera en mi cabeza y después solamente lo bajo a la realidad. Mi cabeza está muy programada a siempre ser parte de las dos cosas, igualmente estoy completamente abierto a trabajar con otros productores.
  • El proceso es chevere, ser parte de todo, qué mejor que uno mismo para elevar lo que tenemos pensado en un principio.

Sabemos que tienes un background muy importante en el estudio musical. ¿Cuán importante dirías hoy en día que es estudiar la teoría?

  • Hoy en día no es tan necesario gracias a la tecnología. La mayoría de los programas te ayudan a armar una melodía o secuencias de nota sin la necesidad de saber mucho. Sí tengo que ser sincero con que la música es música, uno necesita saber qué son las notas, una melodía, un acorde… Sobre todo si son productores importantes.
  • Saber de música es un bonus enorme, a mí por lo menos me acelera el proceso de una forma increíble. El día de mañana, voy a hacer una pista para mí o para otra persona y puedo estar seguro de lo que está sonando, un “do”, un “re”, tenemos un bajo por ahí, meto eso por el otro lado… Me gusta saber dónde voy a pisar y cómo voy a pisar, como si fuera un chef, no voy a ponerme a probar todos los ingredientes antes de mezclaros, ya hay que conocerlos.
  • Si uno va a una sesión, la canción tiene que estar en cuatro o cinco horas, como productor no podemos estar ese tiempo solo haciendo un beat. Cuando voy al estudio en Miami y me cruzo con otros productores que la están rompiendo pienso “tengo que sacar un beat en 20 minutos, no puedo tardar más”. Imagínate no saber de música y tener que probar nota por nota con esa presión de tiempo, es imposible.

¿Tienes algo ya en mente con algún otro artista argentino?

  • Soy fanático de todo lo pasa en Argentina, si fuera por mí haría colaboraciones sin parar. Tengo un par en mente pero no están pisadas ni concretadas, pero hay varias cositas pensadas que quisiera seguir haciendo con artistas argentinos. Siento que la combinación de los dos estilos va a ser bien bacanal. El día de mañana puede ser un trap con toques caribeños… Pronto estaremos por allá.

¿Hay algo que extrañes y que la cuarentena o estar contagiado te haya impedido hacer?

  • Me frenó mucho un par de planes que tenía en Miami pero todo pasa por algo… Tengo fe de que de pronto tal vez no debería haber ido en estos días. Cuando se me vaya el Covid veré si puedo ir y concretar todo lo pensado.

Hablando de Miami… Toda la escena latina está ahí, incluyendo argentinos como Duki, Cazzu, Nicki, Biza… ¿existe la posibilidad de una Music Session? ¿Cómo te gustaría que fuese?

  • La verdad es que siento que el día que me llegue a sentar con Biza va a ser algo de otro mundo, podría ser algo bien diferente, creo que la temática sería eso. No apuntaría a hablar de mí, sería apuntar a que la gente se divierta. Es lo que más me gusta de la música, conectar con las emociones, terminar de escuchar una canción y terminar realmente divertido. Es un estado de ánimo que me ha estado llamando la atención en este último tiempo y creo que me voy a quedar por ahí. Si Biza me da la oportunidad y se abren las puertas, será algo brutal.