El joven productor charló con Billboard Argentina acerca de su presente, cómo fue el proceso de producir grandes artistas y cuál es la mejor lección que la música le dio.

En estos últimos años, el joven productor Nobeat ha formado parte de diversos éxitos como “Se Te Nota”, de Lele Pons y Guaynaa; “Ayer Me Llamó Mi Ex Remix, de KHEA, Natti Natasha y Prince Royce o “Te Va Bien”, de KEVVO, Becky G, Arcangel y Darell.

El joven cantautor de 20 años se destaca por la composición al fusionar nuevos sonidos e incorporarlos para transformarlos en éxitos. Due Galardonado con (2) Becas Prodigio otorgados por la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación/ Fundación Latin Grammy. Ahora, charló con Billboard Argentina acerca de su presente, cómo fue el proceso de producir grandes artistas y cuál es la mejor lección que la música le dio.

¿Cómo trabajaste en La Pasé Cabrón?

Esa canción es reciente, de este año, tiene ese colorcito medio retro, un poquito nostálgico y quería que la letra hable del pasado y de que se aprende de la experiencia.

¿Tenés algún recuerdo de cuando tocabas en la sinfónica?

En verdad tengo como imágenes, algunos episodios cortos, quizás es porque me estoy quedando con poca memoria, pero de pequeñito uno vive muy full y no piensa en ‘’tengo que recordar esto’’. No recuerdo mucho de eso pero sí recuerdo cuando tocaba el piano de chiquitito y la gente se acercaba a tocar el piano para ver si yo estaba tocando de verdad.

¿Cómo llega la curiosidad por la producción?

A mí siempre me ha gustado crear, mi parte favorita cuando tocaba era improvisar, sacar lo que a uno se le ocurre, así que se podría decir que la producción es algo que venía haciendo desde pequeñito. Cuando produzco siento que estoy improvisando, creando, fluyendo, entonces esa sensación que siento al producir ya la sentía cuando improvisaba al hacer jazz, salsa… lo que sea. Siempre he tenido ganas de sentarme en el computador y añadir distintos instrumentos, voces, para ver qué se me ocurre, siempre tuve esas ganas de dirigir todo eso y gracias a Dios se dio todo para lograrlo de una forma más profesional.

¿Cómo llegas a producir a artistas como Lele Pons?

Es un proceso largo, pero resumidamente fue porque vine a Miami, firmé con Interscope como artista y andaba en esto de la transición de los papeleos, del contrato y no era lo adecuado sacar música porque estaba en negociación con la disquera. En eso me puse a producir y aquí se dio el enlace con Lele, hicimos varias canciones como “Se Te Nota” con Guaynaa y un equipo bien chévere, había mucho talento en ese equipo.

Me gusto tu frase ‘’la música urbana tiene su ciencia’’, ¿sentís que es una forma de darle un sentido clásico al género?

Sí, me encanta responder a eso porque vengo de estudiar hasta lo más complejo de música y puedo decir con argumentos que es así, veo mucha gente decir que el género urbano no es música, dicen que es basura, pero tiene su complejidad, su ciencia, es una música que no se caracteriza por ser rica a nivel armónica pero te mueve y hacer bailar a la gente no es fácil, es algo totalmente diferente. Es como comparar la pizza con la hamburguesa, son dos cosas totalmente diferentes, cada género tiene su toque que no se puede comparar. Apenas entré al género me di cuenta que no era nada fácil, necesitas entender otras cosas que no aprendes en una academia, lo aprendes en la calle, es como una nueva especie que evolucionó y para entenderla tienes que vivir el TrapLife.

Hay que permitir que la música se manifieste como quiera, desde el sonido hasta la letra, ¿estás de acuerdo?

Claro que sí, yo soy fanático de la mayoría de la música, no digo de toda porque no sería sincero. Hoy en día escucho mucha música ochentera, es lo que yo siempre escucho en mi casa, porque me gusta mezclar épocas y géneros, pero igual estoy pendiente a la música actual.

¿Qué descubriste que tenes en tu ADN musical?

Creo que se me facilita muchísimo entender, siento en mi ADN muchísimo ritmo y movimiento, pero muchísimo más la rapidez con la que entiendo los géneros. Hace poquito me llamaron para hacer algo como L-Gante RKT y lo logré sin antes haber hecho algo parecido, entiendo mucho el género que quiero estudiar y eso me vuelve un camaleón en cualquier género.

¿Cuál es la mejor lección que la música te dio?

Creo que la mejor lección es que la música puede cambiar vidas para bien o para mal, puede sanar, puede destruir, es un arma. Últimamente la veo como algo que tiene mucho más fuerza, no es solo música, puede unir o alejar masas, es más de lo que creemos.