El productor acaba de emprender una gira por Europa y Estados Unidos para presentar Sirens, su último disco de estudio; También pasará por el Teatro Vorterix el 2 de febrero. Además, con su sello Other People, lanzó The Network, una misteriosa plataforma para escuchar música que pretende devolver el azar a la navegación por internet.

“Mi español está a un 80%, porque lo hablo muy poco”, anticipa Nicolas Jaar, que a sus 26 años ya lleva más de diez siendo productor de música electrónica. Habla un español perfecto porque es hijo de padres chilenos −exiliados en los Estados Unidos en la época de la dictadura−, pero piensa en inglés.

Jaar acaba de lanzar su segundo álbum de estudio, Sirens, el cual él mismo define como una especie de trilogía con el EP Nymphs II (2011) y el disco Pomegranates (2015). “Faltaba la tercera parte para cerrar el triángulo −dice−. Aparte, Nymphs y Sirens son dos criaturas mitológicas, así que sentí que faltaba algo para completar el ciclo”. Sirens es el álbum más personal de Jaar desde Psychic (2013), el aclamado y único álbum que sacó con Darkside, la banda que formó junto a su mejor amigo y multiinstrumentista Dave Harrington, al que conoció cuando estudiaban en la prestigiosa universidad Brown.

Ante la pregunta sobre si Darkside en algún momento podría volver a sacar un disco responde: “Dave fue y será mi mayor influencia, así que estoy seguro de que vamos a seguir haciendo música juntos”.

Jaar cuenta que está en un momento de su carrera en que se ha vuelto obsesivo por la multiplicidad de voces, ya que sin estas, cualquier cosa que componga tendría un punto ciego. Por eso, necesita involucrarse en varios proyectos a la vez: soundtracks de películas, experimentar con nuevos instrumentos, producir solo o acompañado e involucrarse en el mundo del emprendedorismo.

Recientemente lanzó The Network, una plataforma on-line alojada en un dominio perteneciente a Other People, el sello discográfico que fundó en el 2013; funciona cuando el usuario elige un número entre el 0 y el 333 y azarosamente la “radio on-line” permite escuchar cualquier canción que esté en ese canal. Jaar, en un comunicado oficial de la página, agrega una única sugerencia: empezar por el canal 324, el 195 y el 243. “Nos vamos a ocupar de sacar una pequeña tirada de lanzamientos cuando empiece el 2017”, adelanta.

“No tener internet en mi casa por dos años me hizo notar que hoy en día no podés usar ningún servicio de streaming sin que te haga una recomendación al estilo ‘si te gusta esto, entonces te debería gustar esto’” −explica sobre cómo se le ocurrió The Network, aun siendo un usuario inactivo en Spotify−. Quise romper con esta idea de que nos ofrezcan todo el tiempo lo que queremos ver, y empecé a ver el azar como algo espiritualmente necesario para salir de nosotros mismos”.

Ponerse límites jamás fue el estilo del productor, que mezcla el piano con sintetizadores, MIDI controladores, modular gears y cuanto chiche tecnológico se le cruce. Con una simpática impunidad de investigar géneros aplicando una decena de recursos musicales, justifica el porqué de su constante exigencia: “Los límites me dan miedo ya que crean ideologías, que se convierten en cajas y jaulas. A mí me interesa la dualidad de la simpleza y lo complejo. Mezclar lo político con lo psicodélico, lo ordinario y lo comercial”.

***

Entradas a la venta por All Access y en sus puntos de venta solo en efectivo: Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455), Estadio Vélez Sarsfield, La Rural y Open 25 (Av. Corrientes 902).