El músico falleció de cáncer, tres días después de haber cumplido 69 años y publicar su 25º disco de estudio.

El representante de David Bowie le confirmó a Billboard que el músico murió después de una batalla contra el cáncer a los 69 años. “David Bowie murió pacíficamente hoy, rodeado de su familia después de una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer. Mientras muchos de ustedes lamentan su pérdida, pedimos respetar la privacidad de la familia durante el tiempo de duelo”, se leyó en las redes sociales del artista.

El influyente cantante, compositor y productor sobresalió en glam rock, art rock, soul, hard rock, dance pop, punk y electrónica durante sus más de 40 años eclécticos de carrera. Acababa de lanzar su 25º álbum, Blackstar, el 8 de enero, día de su cumpleaños.

El quiebre para su carrera llegó en 1972 con The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders From Mars, un álbum que adoptó la noción de un alien del espacio como rockstar. Fusionando el mod inglés con el estilo del kabuki japonés y el rock con el teatro, Bowie creó un extravagante y andrógino alter ego llamado Ziggy Stardust.

Tres años después, Bowie alcanzó su primer gran éxito en Estados Unidos con Fame, extraído del álbum Young Americans. Después siguió con el álbum avant garde y art rock Station to Station, que llegó al Nº 3 del los charts y metió un top 10 con Golden Years.

Entre otras canciones memorables están Let’s Dance –su segundo y último Nº 1 en Estados Unidos–, Space Oddity, Heroes, Changes, Under Pressure, China Girl, Modern Love, Rebel, Rebel, All The Young Dudes, Panic in Detroit, Fashion y Life on Mars.

Con sus ojos de dfierentes colores (resultado de una pelea en el colegio), Bowie tenía condiciones naturales para interpretar papeles curiosos en películas, como en The Man Who Fell to Earth (1976), en la que hizo de una extraterrestre que busca ayuda para su planeta agonizante. La crítica después aplaudió su incursión de tres meses en Broadway como el ser deformado en El Hombre Elefante (1980).

Bowie incluso apareció en el último film de Marlene Dietrich, Just a Gigolo (1978); retratado como un prisionero de la II Guerra Mundial en Merry Chistmas Mr. Lawrence (1983); como Poncio Pilatos en La Última Tentación de Cristo (1988), de Martin Scorsese. Además, interpretó a Jareth, el rey de los Goblins, en la película de culto Labyrinth (1986).

Nacido como David Jones en Londres, el 8 de enero de 1947, Bowie cambió su nombre en 1966 después de que Davy Jones alcanzó el estrellato con The Monkees. Tocó el saxo y fundó una compañía de mimos, y después de pasar por varias bandas y editar un disco debut homónimo y olvidable en 1967, en 1969 lanzó su Space Oddity (en Estados Unidos se llamó Man of Words, Man of Music), cuya canción del mismo nombre hizo famoso a su personaje astronauto, Major Tom. 

En un intento de agitar el interés por Ziggy Stardust, en enero de 1972 dijo que era gay; y aunque posiblemente haya sido una movida de marketing, se tiñó el pelo de naranja y empezó a usar ropa femenina. El disco fue una sensación. El crítico de rock Robert Christgau escribió: “Esto es material audaz directamente desde la tenaz sobriedad de su sonido, y las entonaciones actorales de Bowie agregan humor y sombras de sentido a las palabras, que son a menudo agudas y raramente preciosas, ofreciendo un inusualmente cándido y detallado punto de vista del mundo de la estrella de rock”

Bowie cambió los motores en 1975. Se obsesionó con los sonidos funk y dance de Filadelfia. Su autoproclamado “soul plástico”, plasmado en Young Americans, llegó al Nº 9 con el single Fame, coescrito junto a John Lennon y el guitarrista Carlos Alomar. Después de Station to Station, un álbum más soul y más frío, Bowie volvió a generar expectativas al asentarse en Alemania y grabar el atmosférico Low (1977), el primero de su Trilogía de Berlín, en la que colaboró nada menos que Brian Eno.

En 1980, publicó Scary Monsters, que lanza un guió a Major Tom, personaje de Space Oddity, con la secuela Ashes to Ashes. Continuó con Tonight en 1984 y Never Let Me Down en 1987, y colaboraciones con Queen, Mick Jagger, Tina Turner, The Pat Meheny Group y otros. Formó el cuarteto Tin Machine, pero la banda no tuvo buena repercusión de la crícia ni éxito comercial en sus dos álbumes.

Retomó su carrera solista en 1993, con Black Tie White Noise, que lo vio regresar junto a Mick Ronson, su ladero guitarrista de los Spider From Mars. Después grabó Outside With Eno (1995), y giró como telonero de Nine Inch Nails. Volvió al estudio en 1996 para grabar Earthling, influido por el techno. Y siguió con dos álbumes más: Hours (1999) y Heathen (2002). Bowie incluso produjo discos para, entre otros, Lou Reed, Iggy Pop y The Stooges y Mot The Hoople, para quienes escribió la canción All The Young Dudes.

Ganó un premio Grammy en 2006 por sus logros de vida, pero nunca volvió a tocar en un escenario. Estuvo relativamente quito entre 2004 y 2012, emergiendo de nuevo en 2013 con el disco The Next Day. Su lanzamiento fue acompañado de una gran campaña en las redes, que lo llevó al Nº 2 del Billlboard 200, su posición más alta en este chart.

A pesar de que sus fans demandaban una gira, Bowie mantuvo su perfil bajo, viviendo en Nueva York pero casi sin ser visto. Recientemente abrió el musical de rock Lazarus en Nueva York, en la que revisitó el personaje que interpretó en The Man Who fell to Earth. El proyecto –basado en la novela de ciencia ficción de Walter Tevis (1963) y dirigido por Ivo Van Hove y protagonizado por Michael Hall– fue iniciado por Bowie, que tenía una vieja idea de regresar al personaje que hizo en la pantalla.