"Muchacho" se desliza entre el pop luminoso de la época y la balada romántica. Es en este estilo donde, con los años, Sandro se convertiría en un notable intérprete.

Muchacho, publicado en junio de 1970, fue el primer álbum de Sandro que incluía una banda de sonido de una película. La del film del mismo nombre que se estrenó el 6 de agosto de ese mismo año en el cine Normandie, ante una multitud que acudió a la calle Lavalle 855.

En “Muchacho” hay canciones que inmediatamente se convirtieron en favoritos de sus seguidores. “Te propongo”, “La vida sigue igual”, “Te quiero tanto Amada mía”, “Ave de paso”, “Se te nota” o “Trigal” con el tiempo se convirtieron en clásicos del repertorio del “Gitano”.

La única canción del disco que no es de la autoría de Sandro (la mayoría junto a Oscar Anderle, una dupla insuperable) es “Pobre mi madre querida”, un tema de los orígenes del tango, escrito por el legendario payador José Betinotti. La vibrante interpretación de esta obra subraya, al pasar, la fuerte relación que tuvo Sandro con su madre, Nina.