La artista, que este sábado 4 de septiembre se presentará en el Ciudad Cultural Konex, lanzó “Menos mierda”, canción producida por Juan Blas Caballero y que formará parte de Bestia, su próximo álbum.

Por Benjamín García

“La escribí antes de que empiece la pandemia, pero la escucho ahora y parece algo premonitorio”, reconoce María Paz Ferreyra, mejor conocida como Miss Bolivia, sobre “Menos mierda”, la reciente canción que acaba de lanzar en conjunto al dúo Perotá Chingó. “Surgió como nacen casi todas mis canciones, por una necesidad de transmitir”, afirma.

¿Por qué elegiste a Perotá Chingó para que te acompañen en este single?

Cuando empecé a armar la lista con posibles colaboraciones llegué a Perotá y me di cuenta que ellas eran las ideales para esta canción. Les mandé el tema por Whatsapp diciéndoles que me encantaría hacerlo con ellas y cuando lo terminaron de escuchar me mandaron un “siii” con varios corazones.

 ¿Qué pensás que le aportaste a ellas y qué te aportaron a vos?

Lo tímbrico fue muy importante, tenemos timbres diferentes. Las chicas trabajan exquisitamente las armonías y yo soy más guarra. Creo que ahí hubo un enriquecimiento mutuo. Después en lo estilístico, si bien rozamos a veces géneros similares, cada una lo hace a su manera. Yo soy más de engancharme con las métricas de los textos y ellas son más de las melodías. Ese contraste también fue muy importante. También nos enriquecimos mucho humanamente.

¿Cómo fue la experiencia de grabar en el medio de la pandemia?

Fue una grabación super protocoleada. Grabé todas mis voces en mi casa, fue un aprendizaje muy grande. A las mezclas las hicimos a la distancia y después surgió la idea de grabar el video sobre las ruinas de Epecuén, una ciudad que estuvo bajo el agua.  Creo que la locación que elegimos podría ser para metaforizar el momento que estamos viviendo.

En Menos mierda pedís por un mundo con menos likes y menos views. ¿Qué importancia le das a los números y las estadísticas?

Actualmente ninguna, quizás en otra etapa sí le presté más atención. Creo que es muy perversa la cuantificación que se hace del éxito o talento de un artista a través de números. Sobre todo cuando hay cosas que son increíbles y tienen muchas menos reproducciones porque la franja etaria que consume a ese artista tal vez no está todo el día comiéndose la pantalla. Los números robotizan, yo quiero algo más humano.   

¿El disco también surgió antes de la pandemia?

El proyecto inicial de Bestia fue antes pero se terminó de consolidar durante la pandemia. En este último periodo cambió el mundo y cambié yo, surgieron nuevas cosas para decir que quizá antes no las consideraba tan importantes. Este álbum tendrá muchas colaboraciones, ese es el principal concepto. Lo considero como una pieza de creación colectiva.

¿Podés adelantar otra colaboración?

Sí, hay un featuring rockero con Pity Fernández de Las Pastillas del Abuelo. Fue una fusión muy contrastada, es un tema hermoso e inédito. Después hay otras sorpresas muy variadas con artistas locales e internacionales.

¿Crees que el próximo show del Konex será de transición entre lo pandémico y lo que se vendrá?

Sin dudas, si lo pensamos de acá a un año atrás. La capacidad estará reducida, pero voy a estar con toda la banda, con la que adelantáramos temas nuevos.

¿Cómo viviste las pérdidas del último tiempo de colegas como Willy Crook, Gabo Ferro, Rosario Bléfari y Palo Pandolfo?

Me pegó para atrás, yo tenía cercanía con varios de ellos y además son músicos que me inspiraron muchísimo. Toqué con todos. Me quedó con el legado musical que aportaron para hacer un mundo mejor.