Hablamos con el dúo conformado por Ale Sergi y Juliana Gattas antes de su show en el Gran Rex.

¿Qué es lo convierte a un artista o grupo en un clásico? No es fácil saberlo. Hay quienes convierten la cuestión en algo mensurable, como la ventas de álbumes o tickets, y hay quienes se lo atribuyen a la propuesta artística y lo que generó en la escena. Miranda! cumple las dos teorías. Pero para ellos, ser un clásico o convertirse en un clásico está más relacionado a la insistencia y perdurar.

Mientras cumplen 19 años como grupo, y con kilos de hits en sus espaldas, Ale Sergi y Juliana Gattas se ganaron un capítulo en la historia de la música popular argentina. Queda en manos de ellos la cantidad de hojas que escribirán pero su nombre ya quedó inmortalizado en el cancionero nacional.

Antes de su show del 17 de mayo en el Teatro Gran Rex, donde el dúo repasó sus dos primeros álbumes Es mentira y Sin restricciones (menos de un año atrás presentaron el mismo show en el Luna Park) hablamos en los camarines del teatro sobre su presente, su trayectoria y cómo su estilo perduró en el tiempo.

¿Qué estaban conquistando en ese momento? ¿Y qué están conquistando ahora?

Ale Sergi: Hace 19 años estábamos comenzando y conquistando nuestra ansiedad. Miranda es un grupo de impulso, no hubo mucho de organización al principio. Y ahora no se si es conquistar la palabra pero de alguna manera estamos reafirmándonos. Yo me estoy sorprendiendo gratamente que haya gente que siga y quiera escuchar esta música que salió hace tanto tiempo. Sentimos que hemos pasado a la categoría de grupo clásico. La gente al principio no entendió de dónde veníamos y ahora sí, en el fondo siempre fuimos lo más claros que pudimos. Con el tiempo se entendió de qué iba el grupo, si bien no inventamos nada nuevo, cuando comenzamos no había nada como nosotros en la escena. Ahora se abrió un casillero que es el de Miranda!

¿Por qué lo perciben como clásico?

Juliana Gattas: Entiendo que se perciba como clásico hoy en día pero tiene que ver con una insistencia de estilo, más que de hacer lo mismo. Sentimos que fuimos avanzando, evolucionando y nos movimos mucho con las influencias que aparecieron. Escuchamos todo el tiempo, sobre todo Alejandro, música nueva que nos entusiasma y nos divierte.

Ale Sergi: Yo cuando digo clásico me refiero que el grupo no deja dudas en cuanto a su trayectoria. Después cuando te miran de costado, les guste más o menos, la gente reconoce que hace mucho tiempo están y generando interés. A mi me da ilusión pensar que en la historia de la música argentina que nos gusta, tenemos nuestro lugarcito.

En ese sentido, ¿cómo hicieron para mantener el ADN Miranda! sin repetir la fórmula?

Juliana Gattas: El ADN tiene que ver con nunca plantearnos cambiar. Por alguna razón seguimos apasionados con la idea genética del grupo, que fue hacer una banda de baile, de discoteca, vistosa, divertida y entretenida a todos los sentidos. No sabes la ansiedad que tengo de salir a cantar, estoy que me muero. Y el público está esperando algo más que canciones una tras de la otra. Buscamos brindar eso, una experiencia. Nunca nos cansamos de nosotros. Quizá en Es imposible fuimos algo más rockeros pero la discoteca, el baile y lo visual siempre está presente y es lo hace nuestra idiosincrasia.

Ustedes giraron por Latinoamérica en el último tiempo, y estamos viviendo un gran presente de la música latina, ¿hay un plan regional del grupo?

Ale Sergi: Nunca fuimos de planificar, somos más de ir canción a canción, disco a disco. Nosotros ya veníamos haciendo cosas por afuera, de alguna manera. Pero ahora que sacamos Fuerte, el primero con Sony, tuvimos un apoyo grande y visitamos de vuelta casi todo Latinoamérica. No tenemos un plan de conquista.

¿Les tentó sumar ritmos como el dembow?

Ale Sergi: En el 2008, cuando editamos El templo del pop sacamos un reggaetón, “Chicas”, que fue justo en el momento que el género empezó a pegar y nos divirtió hacerlo. Pero porque siempre fuimos muy curiosos.