El dúo alemán planea lanzar más sencillos este año y un álbum en el 2022.

Luego de más de un año y medio sin nuevas canciones de Milky Chance, el dúo se vuelve a encontrar en “Colorado”, una canción en la que regresan a sus orígenes como dos amigos amantes de la música con nada más que tiempo y ambición en el juego.

Con el aislamiento, el guitarrista y cantante Clemens Rehbein y el bajista y percusionista Phillipp Dausch se encontraron sin agenda, shows ni deadlines: “Éramos libres, podíamos ir al estudio y hacer música, pero no teníamos planes de lanzarla. Se sintió casi como en nuestros cominenzos con el primer álbum”, revela Rehbein.

Regresan con un nuevo lanzamiento, ¿qué se siente?

Clemens Rebbein: me siento bien. Es emocionante sacar música nueva luego de casi un año y medio. Pasamos mucho tiempo en el estudio trabajando en música nueva, es lindo mostrársela a la gente y hablar con gente de otras ciudades, países. Sobre todo porque no salimos de gira hace más de un año y medio.

Están de nuevo en la misma ciudad, ¿qué es lo mejor de eso?

CR: estamos en la misma ciudad de nuevo y pasamos mucho tiempo en el estudio. Antes, en el tercer álbum, reservábamos estudios e íbamos dos semanas seguidas – que también es lindo – pero con el COVID las cosas cambiaron. Fue importante tener la oportunidad de ir al estudio, somos afortunados de tener nuestro espacio aquí, ayuda a la música nueva.

¿Qué aportó “Colorado” al universo de Milky Chance?

CR: definitivamente diría que en comparación a lo de antes es más potente, tiene una vibra potente, lo anterior es más chill. Todavía tiene una cuota de melancolía, habla de tratar con un corazón roto, emociones como el enojo, pero también es sobre compensar. Salirse de la realidad porque por momentos es agobiante. La mayor diferencia es su vibe, no es agresiva pero para nosotros es medio punk.

¿Qué descubrieron con esta canción?

CR: la canción muestra un lado nuestro – y de nuestras personalidades – que siempre estuvo ahí pero no expresábamos mucho en nuestra música. El sentimiento de “fuck it”, “let’s get wasted, high or whatever porque no puedo con esto ahora”. Es un poco destructivo, pero me puedo vincular con eso. Creo que eso no tenía mucho espacio en nuestra música, pero ahora sí.

La pandemia les dio la oportunidad de tomar un respiro, ¿por qué creés que es así?

CR: para nosotros, fue especial porque desde el primer aislamiento nos encontramos en la situación de no tener agenda, deadlines ni shows. Éramos libres, podíamos ir al estudio y hacer música, pero no teníamos planes de lanzarla. Se sintió casi como en nuestros comienzos con el primer álbum. Éramos totalmente libres y nada nos presionaba, después seguimos, pero el año pasado fue diferente. Todos estaban tomando un respiro. Se sintió bien. Para nosotros fue bueno reflexionar dónde estábamos como banda, de los últimos ocho años de banda, nuestra evolución, los errores, los aprendizajes… Eso es un proceso muy importante.

¿Son optimistas con lo que está sucediendo en el mundo?

CR: creo que lo que deseo es que todos veamos esta pequeña crisis – digo pequeña porque hay más grandes sucediendo – como una oportunidad para volver a pensar cómo actuamos. Hay posibilidades de cambiar cómo actuamos. Es duro, imagino que cuando todo vuelva a su curso todos van a seguir como si nada.

¿Cuál es tu mayor esperanza con esta canción?

CR: cuando lanzás una canción esperás que sea bien recibida por todos. Especialmente queremos que le guste a nuestros seguidores y fans, pero también nos gustaría atraer gente nueva.

Por Josefina Armendariz