En 1967, había sido sentenciado a prisión por un delito menor de drogas.

Mick Jagger confesó que un editorial de The Times fue lo que evitó que vaya preso por un delito menor de drogas en 1967: el líder de los Rolling Stones le dijo al diario que había sido sentenciando a tres meses de prisión, no por la severidad del crimen, pero porque los miembros de la banda eran “los que pagaban los platos rotos” por la crítica de una generación más vieja que juzgaba su estilo de vida.

La editorial de The Times, en ese entonces, había remarcado que Jagger debería ser tratado “exactamente como cualquier otro“. “El editorial me sacó de la cárcel. Un día estaba sentenciado, y al siguiente era libre”, agregó Jagger, que también dijo que fue una manera de decirle al sistema: ‘Vamos, muchachos, esta no es la forma inglesa de jugar limpio”.