El informe describe que el supuesto material encontrado estaba destinado a "bajar las inhibiciones" de los menores y facilitar el abuso.

Trece años después de que hayan allanado Neverland Ranch, la mansión de Michael Jackson —en el marco de las acusaciones al cantante por pedofilia—, la Policía del Condado de Santa Bárbara, California, decidió revelar lo que encontraron en aquella ocasión: supuesto material destinado a “bajar las inhibiciones” de los menores y facilitar el abuso.

El reporte detalla los objetos que fueron hallados en la propiedad, entre los que se encuentran fotografías de adolescentes desnudos, material pornográfico de menores y adultos, tortura animal y prácticas sadomasoquistas. El archivo menciona imágenes de niños “con hemorragias, doloridos y atormentados”.

Se encontraron libros como The Fourth Sex, Adolescent Extremes [El cuarto sexo, adolescentes extremos], Room to Play [Habitación para jugar] y The Gynoids Genetically Manipulated, en los que no localizaron fotos foráneas y/o escritos insertados en él. Según el perito, ese material no puede catalogarse como pornografía infantil, pero sí puede ser utilizado para molestar a los niños. “Basado en mi entrenamiento, pueden ser usadas en el proceso de grooming, por el que el individuo que busca abusar sexualmente de un niño disminuye sus inhibiciones para facilitar su crimen“. También se encontraron Percocet y otros medicamentos para tratar la ansiedad “y la adicción sexual” recetados a personas del entorno del músico.