Desde el atentado en Mánchester, Coldplay, U2 y Noel Gallagher ya hicieron sus propias interpretaciones.

Durante el concierto del sábado por la noche en el Mánchester Arena de Inglaterra, Metallica sumergió al público en una sincera y emocional interpretación de Don’t Look Back in Anger de Oasis.

El hit de los hermanos Gallagher se convirtió en un himno después del bombardeo que hubo en la ciudad a principios de año, durante un show de Ariana Grande. Artistas como Coldplay, Noel Gallagher y U2 hicieron sus propias versiones de la canción.