Luego de la final pudimos compartir unas palabras con el campeón

Por Julián Mastrángelo

El pasado domingo 23 de octubre, el Movistar Arena fue sede de una nueva Final Nacional de Red Bull Batalla, y esta vez ante más de 10 mil personas – un número sin precedentes para un evento de tales características -. Los 16 MC’s brindaron batallas memorables a través de octavos, cuartos, semifinales y la gran final, dejando al cordobés Mecha como nuevo campeón nacional. En la batalla definitoria venció a CTZ – el campeón regional de Buenos Aires -, quien había disputado una de las llaves más difíciles de la competencia tras vencer a Jaff, Dybukk y Larrix. “Confíen en sus sueños”, dijo el MC cordobés, muy emocionado, tras recibir el trofeo de manos del anterior campeón, Klan.

Esta edición tuvo su condimento especial de la mano del underground argentino, ya que entre fases de la competición se vivieron exhibiciones a cargo del Dj Pacha y el host Shulio, quienes dieron paso a competidores como Roma, Brasita, G5, Santiki, Cold y Mono Strong – a quien Naista utilizó de ejemplo en una de las rimas durante cuartos de final -.

Jesse Pungaz, quien cayó ante el campeón en semifinales, consiguió la clasificación directa a la Final Nacional 2023 gracias a su victoria frente a Larrix en el tercer y cuarto puesto, siendo así el tercer año consecutivo que dirá presente.

Por último, y como bien dijo Mecha en una de sus rimas con objetos «usen esta cinta y mídanme la espalda para confeccionar la bandera que me llevo a México», es preciso aclarar que como campeón nacional, será el representante argentino en la Final Internacional 2022. En esta ocasión, la cita será en México tal como ocurrión en 2008 y 2017 y ya se conocen casi todos los competidores, siendo los MC’s de Chile y Uruguay los que todavía están en duda.

Luego de la final pudimos compartir unas palabras con el campeón:

Durante la batalla te señalaste como tu único rival, ¿es difícil pelear contra uno mismo?

La verdad es que lo dije porque durante mucho tiempo uno pelea contra su interior, contra su mente y el sentir que no puede… Ayer me desperté pensando que no podía y hoy me acuesto como campeón, es algo impensado que va a hacer que tenga mucha más confianza. Gracias a la vida tengo gente muy buena a mi al rededor y me dijeron «vos podés salir campeón nacional»

Se te vio realmente emocionado al levantar el trofeo y luego cuando tus padres te abrazaron

Ellos son los que me inspiran a seguir día a día y por los que empecé en un primer momento. Les debo todo. Además no puedo parar de llorar, es una sensación de alegría y liberación muy grande… No puedo parar de pensar en cuando empecé y soñaba con esto. Sobre todo con la gente que me crucé en el camino y me dio el sí y la esperanza para seguir, en todos y cada uno.

¿Recordás algún momento puntual de esta Final?

La verdad que no me acuerdo nada de la nacional porque estoy pensando en los pibes… Ya decidí vivir el momento porque durante toda la compe reprimí los sentimientos. Para ganar hay que ser una máquina, y una máquina no tiene sentimientos. Decidí salir con mi personaje al frente y ahora que se terminó no puedo dejar de pensar en otra cosa que seguir abrazando a mis viejos y volver a Córdoba y levantar el título en la plaza.