También se sumó Jimmy Buffet.

Es verdad que el amor no puede comprar la felicidad, pero puede ayudar si podés contratar un show privado con artistas legendarios. La presentación de Paul McCartney en un evento para recaudar fondos organizado por Hillary Clinton terminó con la aparición de Jon Bon Jovi y Jimmy Buffet, y todos juntos interpretaron Hey Jude. El costo de la entrada de la celebración, que se realizó en Sag Harbor, tenía de 25.000 dólares, lo que le dio el pie a McCartney para bromear: “Es la primera vez que pago para escucharme cantar a mí mismo”.

Su setlist de cuatro canciones empezó con Jet, de Wings, seguida por Can’t Buy Me Love y Lady Madonna, ambas de los Beatles.

Jon Bon Jovi, por su parte, cantó Who Says You Can’t Go Home, de Have a Nice Day (2005) y se unió a Jimmy Buffet para hacer Margaritaville y realizar un homenaje a Van Morrison con Brown Eyed Girl. Buffet, que cantó más de una hora, incluyó una versión de Cheeseburger in Paradise.

A principio de este mes, McCartney publicó una foto apoyando a Clinton como presidente, en contra de Donald Trump.

 

Sir Paul, JBJ & Buffett bring it home for Bill and Hillary tonight! #ImWithHer

Un vídeo publicado por Andy Cohen (@bravoandy) el