El 2018 de los hermanos Montaner arrancó con el remix “Mi mala”, y continuó con singles junto a Becky G, Sebastián Yatra y Lali. Mientras alimentan su carrera como cantantes, los creadores de “Vente pa’ aca” no descuidan su veta como productores.

“El remix fue un momento histȯrico en la música latina”, concuerdan Mau y Ricky en las oficinas de Billboard sobre “Mi mala”. “Nunca antes se habían juntado tantas mujeres para una canción”, completan. El dúo de hermanos se muestra aliado del empoderamiento femenino que está viviendo la industria musical. Y el remix no es su única contribución a la causa.

Anteriormente, los creadores de “Vente pa’ aca” de Ricky Martin confiaron en el talento de Sofía Reyes y Karol G para llevar a lo más alto sus composiciones. Con la cantante mexicana elaboraron “1,2,3” featuring Jason Derulo y De La Ghetto, y con la colombiana produjeron su carta de presentación, “Pineapple”. Se miran y vuelvan a coincidir: “A las mujeres no se les agota el talento”.

Los hijos de Ricardo Montaner tienen voz propia en la industria. “Vente pa’ aca” tan solo terminó de abrirles las puertas de la internacionalidad, más allá de Latinoamérica. “Con nosotros fue una transición, pasamos de ser los hijos de Ricardo a los que escribieron ‘Vente pa’ aca’ de Ricky Martin y ahora somos los de ‘Mi mala’”, comentan. Los millennials lejos están de conocerlos por su padre. “Los más jóvenes ni saben que somos hijos de Ricardo y eso es cool. Igualmente nosotros estamos orgullosos de él y jamás intentamos de separarnos de eso”.

¿Qué incidencia tuvo el remix de “Mi mala” en el cono sur?

-Argentina fue específicamente el primer país que nos empezó a dar cariño en nuestra carrera, hace 10 años. Aquí empezaron a sonar nuestras primeras canciones en la radio y donde tuvimos nuestro primer núcleo de fans. El cono sur siempre ha sido para nosotros un lugar muy importante y con el remix, gracias a dios, pudimos volver a conectar con ellos. Haber tenido a Lali dentro de la canción fue un gran aporte, sin duda. Además de un talentazo, es una gran amiga.

¿Cómo se sienten más cómodos, como compositores, productores o performers?

-Es muy difícil saber qué nos divierte más. Definitivamente, nuestra prioridad es hacer nuestra carrera como artistas pero creo que todo va de la mano. Nosotros somos felices haciendo música. Hubo un tiempo donde nos dedicamos más a la composición para otros artistas pero era solamente porque estábamos en proceso de cambio y descubrimiento en nuestro sonido. En ese momento surgieron canciones como “Vente pa’ aca” y desde ahí encontramos una línea bastante nuestra.

¿Qué quieren que les suceda a largo plazo? ¿Cuál es su horizonte?

-Queremos estar entre los artistas más influyentes del mundo. Por ejemplo, hoy J Balvin es el artista más escuchado de Spotify y eso dice mucho. Nosotros queremos eso y más, no solo con nuestra música, sino, con lo que podemos aportar a las obras de otros artistas. Queremos ser referentes en todo sentido dentro de la industria musical. Soñar es chévere.

¿Qué piensan de la situación política y social que está atravesando Venezuela?

-Es muy triste todo lo que está sucediendo en nuestro país, quisiéramos poder pasar más tiempo allá, pero como hace cinco años no volvemos por tiempo y seguridad. Extrañamos, tenemos fans, familia y amigos. Aunque hay esperanza que se revierta la situación.

¿Qué pueden aportar con su música?

-La música sirve de escape muchas veces. Es un lenguaje y un transportador que ayuda a mudar a la gente de lo que están viviendo a un universo más distendido, mejor. Saber que nuestra música suena en Venezuela y sirve para darle a la gente momentos de diversión nos llena de alegría. Tenemos muy claro que somos personas del mundo del entretenimiento.