Era imposible que el Reverendo se fuera del país sin hacer una de las suyas.

Marilyn Manson volvió a la Argentina después de tres años para presentarse en el Maximus Festival como headliner, junto a Rammstein. Y como ya tiene acostumbrado a su público, el Reverendo hizo de las suyas –y no nos referimos a la quema de la biblia durante el recital ni a los dólares que volaron con su cara impresa y el valor 666.