La artista dominicano-estadounidense presentó "No Soy Para Tí" recientemente. Se trata de un nuevo episodio tras el lanzamiento de su EP debut, "Stuck in the Sky".

Desde Los Ángeles, California, María Isabel habla de su corta, pero enérgica carrera. El camino que comenzó con “The 1” en 2020 catapultó una seguidilla de sencillos y su golpe más sólido: el lanzamiento su EP debut, Stuck in the Sky (2021).

María Isabel es poeta. Si bien atribuye sus orígenes en la música a la poesía, continúa usando ese método para componer. Pero hay algo que cambió desde sus comienzos: la fe en ella misma. “Cuando empecé tenía el síndrome del impostor. No sabía si podía hacer esto o si pertenecía aquí. Ahora siento que debo estar aquí”, celebra.

La artista conserva su sencillez y se sorprende a diario con todo lo que está sucediendo con su música: millones de streams, una gira por Estados Unidos por delante, la aprobación de sus colegas, entre otras buenas noticias.

Ahora, la artista se prepara para salir de gira por Estados Unidos y aspira a viajar por el mundo con su música cuando el mundo lo permita.

¿Cómo te sentís con lo último que está sucediendo en tu música?

Honestamente, como que no lo creo. Muy orgullosa, muy agradecida de que esté gustando mi música y de que estoy haciendo lo que amo.

¿Te detenés a pensar en tu crecimiento?

No sé. Hace dos años que no sabía cómo llegar hasta aquí, cómo empezar en la música, cómo hacer lo que quería hacer. Poder sacar canciones y que les vaya bien en las portadas y con la gente, me hace sentir muy agradecida, pero todavía no lo creo. Con la cuarentena y sin haber visto a mis fans en persona, se siente como una locura.

¿Qué cambió en vos en este tiempo?

Creo que la única diferencia es como que creo más en mi misma. Hay más confianza. La forma en la que escribo no ha cambiado. Empiezo pensando en poesía, escribo lo que quiero y después creo una canción de eso. Pero ahora creo más que lo puedo hacer. Cuando empecé tenía el síndrome del impostor. No sabía si podía hacer esto o si pertenecía aquí. Ahora siento que debo estar aquí.

Artistas como C. Tangana, Sen Senra y más siguen tu obra, ¿qué se siente?

Es una locura que la gente que yo había escuchado como una fan, ahora me siga como coworker, como una amistad. De nuevo, se siente como que debo estar aquí, porque la gente que amo y cuya música amo también está siguiendo mi música.

¿Qué tres momentos fueron clave en tu carrera como para que ganes esa confianza en vos?

Siempre he cantado, desde chiquita. Cuando empecé High School en Nueva York fui a una escuela de artes y tenía que audicionar para estudiar vocal. Ahí sentí una confirmación, sentí que podía cantar. Luego, cuando estudiaba songwriting en la misma escuela. En ese momento yo solo escribía poesía y cantaba, pero no tenía canciones mías propias. Llevé mi primera canción y la reacción de mis compañeros y amistades me motivó a seguir escribiendo. El tercero, cuando lancé mi primera canción, “The 1”, que todavía era sin dinero, sin equipo, mi manager y yo solitos. Escribí la canción y la saqué entre amigos y seguidores de las redes sociales. Me fue muy bien y eso me confirmó que estaba en la carrera adecuada.

Hablemos del EP, ¿salió como esperabas?

Honestamente, no. Escribí la mayoría de esas canciones en Nueva York, antes de llegar a LA. No estaba haciendo música todavía, recién salía de la universidad y trabajaba part-time, hacía música cuando tenía tiempo y energía, con mis amigos de la universidad. No tenía planes de sacar un álbum y que esas canciones fueran un grupo juntas. Terminó así y estuve orgullosa de lo que hice, pero no era mi plan así que me sorprendió mucho.

¿Qué es lo que más te gusta de cómo se dio tu carrera?

Todo. Cómo puedo elegir. A los cuatro años dije que iba a ser cantante y todavía no creo que lo estoy haciendo.

¿Cómo te sentís cuando cantás en español a diferencia de hacerlo en inglés?

Empecé en inglés porque estoy viviendo en Estados Unidos y la escuela también era todo en inglés. En casa, con mi familia y cuando voy a República Dominicana o visito a mis padres en Nueva York, todo es en español. Muchas de mis amistades no hablan en inglés, creo que es importante para mí para saber que mis abuelos podrían escuchar mis canciones y entender qué estoy diciendo. Pero con escribir, hay muchas cosas que no se traducen bien, que es mejor explicar en español. Es importante para mí tener ese espacio. Ahora tengo una mezcla en la cabeza y me sale spanglish (se ríe).

¿Cuál es tu canción propia preferida?

Honestamente, no escucho tanto mis canciones después de que salgan, pero ahora que me voy de gira por Estados Unidos estuve escuchándolas para elegir un setlist y creo que “atrapada en el cielo” es mi favorita ahora. Escribí “Stuck in the Sky”, la versión en inglés, primero, pero cuando escribí la versión en español sentí que esa era la original. Me gustó más.

Componés muchas canciones pero, ¿cuándo sabés que tenés que realizarla?

Creo que al empezarla y terminarla me llega un sentimiento. No es como que sé que va a llegar a un billón de streams, sino que tengo un sentimiento que necesito que salga y no sea mio. Me da una emoción y no hay tantos pensamientos. Con las canciones que necesito pensar y decidir si sacarla o no, no sé. Con las otras, lo sé más rápidamente.

¿Cómo sos más allá de la música?

Ahora mismo no estoy haciendo nada más que trabajar y estar aquí. Lo que más me gusta es estar con mi familia y mis amistades. Vengo de visitar a mis abuelos, familia y amigos en República Dominicana. Me importa mucho la música, pero me importa más la gente con la que crecí y no estaría aquí sin ellos.

¿Cuál es tu mayor esperanza con todo lo que sigue?

Quiero seguir creciendo y ver más del mundo. Estoy orgullosa de la gira de ahora en Estados Unidos, pero quiero viajar a más lugares. Ojalá la pandemia termine así puedo llevar mi música a más lugares.

Por Josefina Armendariz