Lo que Madonna quiere, lo consigue. Esa es su historia de vida desde los últimos 30 años. Esta vez, el rapero Drake fue víctima de las excentricidades de la diva, que lo besó durante su presentación en el festival de Coachella

Lo llamativo del beso fue su extensión, ya que Madonna pareció dispuesta a que durase el mayor tiempo posible, hasta que el propio Drake decidió retroceder. En el video se ven los intentos en vano del rapero por cortar el beso. 

La Reina del Pop es experta en hacer ruido, sobre todo cuando se encuentra en plena difusión de su trabajo. Ahora está promocionando el disco Rebel Heart, cuyas ventas están por debajo de lo esperado. 

Algo similar había hecho en 2003 durante los MTV Video Awards, cuando se besó con Brtiney Spears y Christina Aguilera.