La versión original junto a Daddy Yankee es furor en Europa. Simultáneamente se ubica en el puesto 3 del Billboard Hot 100 con el remix grabado por Justin Bieber y hay expectativas de que llegue a la cima. El 1 y 2 de septiembre anticipará su nuevo álbum en el Luna Park.

No es cualquier momento para la música latina. La bicicleta de Carlos Vives & Shakira, Safari de J Balvin con Pharrell Williams y Vente Pa’ ca de Ricky Martin y Maluma marcaron el camino sonando en radios de países donde nativamente se hablan otros idiomas. Pero lo de Despacito es aún más sorprendente. “Es el momento para la música latina y para estas fusiones entre lo melódico y los ritmos urbanos”, analiza el puertorriqueño. En un mano a mano con Santi Torres el autor intentó explicar las razones del fenómeno que representa el tema, sobre todo en Europa donde ya es número 1 en países como Alemania, Austria, Eslovaquia o Bulgaria solo por nombrar algunos. Sumando todos los charts y plataformas de streaming estamos ante la canción número uno del planeta y todavía hay margen para que siga creciendo. La versión 100% en español tiene casi 1,4 billones de views en YouTube, mientras que el audio con los aportes del interprete de Baby suman 150 millones más. Algunos creían que esta semana avanzaría hasta el 1 en el Billboard Hot 100 pero quedó en el puesto 3, detrás de Bruno Mars y el propio Bieber colaborando con DJ Khaled en I´m the one, que cuenta además con Lil Wayne, Chance de rapper y Quavo, y que debutó en el 1 de USA y UK Chart.

 

Hasta último momento se especuló con que Justin se sumaría a Luis Fonsi y Daddy Yankee durante los Billboard Latin Music Awards de Miami, en el estreno televisivo del hit. Hubiese sido el crossover que resumirìa la uniòn entre el mundo latino y anglo. Pocos dìas antes, el 18 de abril, el boricua de 39 años fue a ver el show de Bieber en Puerto Rico y terminó cantando unos fragmentos de Despacito arriba del escenario. Sin Daddy Yankee, todo sucedió ante la atenta mirada del intérprete de Sorry -track que también está montado sobre una base reggaetonera-. Esa noche igual fue rara. En un momento el canadiense corta la canciòn y luego le pidió el micròfono a Fonsi., quien antes había arengado: “Justin Bieber, Puerto Rico! Los quiero mucho”. A pesar de la cautelosa frialdad, hubo agradecimiento por la grabación. En declaraciones posteriores Bieber aseguró que cortó el tema porque no estaba Daddy Yankee. Dìas despuès, en el programa de radio “El Goldo y la pelúa”, el latino minimizó el hecho: “el hombre se atrevió a cantar español y todo. Él puso el disco, no era la pista ni la banda tocando. Simplemente le dio ‘play’ porque estaba emocionado y vio que yo estaba ahí. Yo me trepé y hicimos un pedacito de la canción, pero no me sacó ni nada”.

 

 

Según cuenta Fonsi, su manager recibió una llamada del equipo de Bieber para hacer su propio remix al día siguiente de haber asistido a una discoteca en Colombia, donde escuchó y presenció el efecto que la canción genera en la gente. Inmediatamente fueron al estudio y la registraron con los nuevos aportes. En diálogo con Camilia Hadad para TKM, el cantante explicó los detalles. “Fue gracias a Justin. Él escuchó la canción en un viaje que hizo a Colombia y la escuchó en la discoteca, le gustó y nos contactó. Y nos dijo que quería hacer el remix. Le enviamos la sesión y él grabó su parte. Él quiso grabar el coro en español, algo que me parece genial, ¿no? Que un artista de ese nivel quiera tomarse el tiempo de cantar en español. Fue una gran sorpresa recibir esa llamada”.

 

“Todo el mundo quiere bailar de lado a lado y eso es algo que los latinos llevamos por dentro”, declaró Fonsi en exclusiva con Billboard. Así fue como, por primera vez, un tema en español llega al puesto número 1 de la lista Top 200 Global de Spotify. “Creo que mi registro melódico, el flow de Daddy, ese ritmo que hace que todos bailen y la necesidad de un poco de alegría son las razones por las cuales es tan escuchada. Igual, yo no esperaba tal repercusión”, le confesó en exclusiva a Billboard. El ganador del premio Billboard Espíritu de la Esperanza 2017 por sus contribuciones humanitarias entiende que es parte de un movimiento: “Es increíble para la música latina”, agregó. Además, Bieber no fue el único en sumarse al exito del hit, Major Lazer y MOSKA sumaron otra versión. “La gente se vuelve loca dividiendo los géneros, cuando en realidad estamos más unidos que nunca”, justifica su compositor.

 

La última vez que una canción con estas características logró entrar en los primeros diez puestos fue en 1996, con Los Del Río y su hit Macarena, impulsado por el remix de los Bayside Boys. Macarena se instaló por 14 semanas en el N°1. Mientras que esto significa el duodécimo ingreso de Bieber en el top 10, es el primero para Fonsi y Daddy Yankee. “Desde que se lanzó Despacito fue una bomba atómica. El público latino hizo que la canción llegue a Europa”, dijo Fonsi. Por ejemplo, Despacito es actualmente la canción N°1 en Irlanda.