Cada uno de los periodistas colaboradores de Billboard eligió el álbum nacional más destacado del año según su criterio. Babasónicos, el Indio Solari y Nahuel Briones, los más votados.

DISCUTIBLE – BABASÓNICOS

VIOLETA MICHELONI:
“Porque volver también es mutar y seguir creciendo. Porque una partícula elemental como el Bosón de Higgs puede disparar un blues de Nick Cave, pero también un viaje pop al centro de la rutina angustiante posmoderna. Porque el auto-tune nos afecta a todos y si bien va camino a ser un meme también puede ser un ingrediente útil si lo usamos para pensar esto en lo que nos convertimos. Porque en un año de grandes discos sub 25 -o de viejos escuchando a Louta, Ca7riel y Nathy Peluso- Babasónicos vuelve hacernos sentir unos niños.”

GONZALO BUSTOS:
“Es probable que Discutible no sea el mejor álbum de Babasónicos. Sin embargo, eso no le quita ser uno de los discos top de la cosecha nacional 2018. Un hit político-contextual capaz de traspolar su tiempo (“La pregunta”), una balada de melancolía urbana (“Adiós en Pompeya”) y un setlist donde potencian su capacidad de componer melodías expansivas y profundizan —quizás como nunca antes— en su fuerza discursiva, los sitúa —una vez más— en la cima de la música pop argentina.”

MANUEL BUSCALIA:
“Ya desde el comienzo del disco con “La pregunta”, Babasónicos plantea una propuesta diferente que rompe con la estructura/fórmula de canción como mercancía. Esa revalorización de la música como obra arte que cuestiona, reflexiona e irrumpe lo ya establecido, es el concepto que recorre todo el álbum.”

WALTER GARRÉ:
“Elegir como disco del año el lanzamiento de una banda consagrada puede parecer la opción segura. Sin embargo Babasónicos es el mejor ejemplo de la excepción a todas las reglas. Cada una de sus obras rompe el paradigma que ellos mismos instalan, y con Discutible lo han vuelto a hacer. El disco suena, además de fresco y posmoderno, distinto a todo lo que se produce en la música nacional. En sus canciones todo vale y llevan esa regla al máximo. Desde las letras, discuten la
industria del streaming: la mano invisible del algoritmo es puesta en el banco de los acusados. ¿Quién elige lo que escuchamos? ¿Por qué? ¿Con que intereses? Las preguntas están formuladas.”

EZEQUIEL RUIZ:
“Si el rock todavía sigue andando por su propio caminito al costado del mundo, es por gestos como el de Babasónicos, quienes aprovechan cada álbum para actualizar discurso y estética. Es un disco con aire fresco y con la densidad de un baño de vapor; que respira a través de silencios que no están vacíos. Todo lo contrario: calidad, calidez, simpleza, cinismo, disonancias, arrogancias y verdades con tres o cuatro niveles de interlineado. Con inesperados moldes para hitear (‘La pregunta’), Dárgelos explorando nuevos territorios vocales (‘Ingrediente’, ‘Adiós en Pompeya’) y guitarrazos marca registrada (‘Cretino’), renovaron así la credencial de banda única en su especie.”

 

EL RUISEÑOR, EL AMOR Y LA MUERTE – INDIO Y LOS FUNDAMENTALISTAS DEL AIRE ACONDICIONADO  

FACUNDO ARROYO:
“¿Y si fuera el último disco del líder de Los Redondos? Como todo buen artista que se vincula a la escritura, la conclusión sería justa, y estaría a tiempo. Enferma y hermética planificación. Y por fuera de la adoración anecdótica a los héroes de la contracultura, el miedo a la muerte y la oscuridad del ruiseñor escuchen cómo se festeja “El callejón de los milagros” en plano Lo-fi, flashback a los viejos tiempos. Parece un cumpleaños en el infierno, como si el Indio transformado en un diablo de la internet le robara el alma ricotera que se le quedó en el pecho a Skay al menos por 2:52.”

LUCIANO LAHITEAU:
“Un disco romántico, hecho de la más noble y esencial valoración de la vida. Esta no es una despedida, pero la vulnerabilidad de la carne sobrevuela todo el celuloide que Solari rueda en los escenarios y circunstancias de una existencia hermosa. Bajo un firmamento de luceros de la contracultura, el ruiseñor canta a la intemperie de unos Fundamentalistas desmontados y austeros, que lo dejan resplandecer en la desnudez de su martillo poético.”   

PABLO DÍAZ MARENGHI:
“En un año en donde el trap y la música urbana ocuparon las primeras planas de la prensa especializada, donde el consumo cultural se fragmentó aún más, Carlos ‘Indio’ Solari, uno de los nombres de mayor peso en el rock argentino, se despachó con su mejor disco solista hasta el momento. Quince canciones alejadas de su habitual rock críptico, industrial y ominoso. Más bien, apuntan los cañones a la sutileza, teclas, orquestaciones y percusiones poco habituales; rupturismos que van en contra de su propia facilidad y hasta de su propio público. Homenajes, retroalimentación y un giro rizomático a lo David Bowie (artista admirado por el ex Redondos) que lo encuentran, luego de un 2017 tormentoso por el fatídico show en Olavarría, lidiando con una terrible enfermedad y
lanzando frases como: ‘Ya están aquí, los vi / Fantasmas de juventud /Llegan para
despedirse de mi’.”


EL NENE MINADO – 
NAHUEL BRIONES

MATÍAS AYERZA:
“Ser pesimista es fácil. Lo complicado es traducirlo a un lenguaje que dialogue con la juventud, con la sutileza necesaria para que estos no bajen los brazos. Tras haber ganado en la Bienal, Briones escupió su obra más fuerte, imposible de catalogar desde el sonido, más bien desde la pulsión por hacer canciones pop ilustradas con metáforas brillantes (a menudo, haikus), arreglos exquisitos y un enorme potencial en el vivo.”        

PATRICIO CERMINARO:
“Lo que pide la canción: eso es lo que hace Briones, que no se casa con géneros ni estilos. O ni siquiera: hace lo que le pide su genio. Con búsqueda siempre curiosa, el mejor trovador de su generación aborda cada pasaje con intensidad pop y un objetivo: ser artista de su tiempo. Entonces, sus letras funcionan como pequeñas crónicas del aquí y ahora. Y su estilo, tan personal como universal, se afirma como ética y estética del rock vernáculo.”

LA HUELLA EN EL CEMENTO – SOFÍA VIOLA

MARTÍN E. GRAZIANO:
“Mientras buena parte de los músicos scrollean muros ajenos y pierden el tiempo con estrategias de viralización, Sofía Viola reorganiza la canción popular argentina sentada en el piso como si jugara a la payana. Todos, en algún momento, tenemos la sensación de que esta vida que llevamos en las ciudades no cuaja del todo. La huella en el cemento trata exactamente sobre eso, pero no suena como un lamento. Suena como una fiesta.” 

COPIA VIVA – LOS BESOS

MARTÍN SANZANO:
“El tercer disco de Los Besos, la banda que comanda la poeta y cantante Paula Trama, es la síntesis perfecta de su obra. Las pruebas están al alcance del oído, en la reversión aggiornada de su clásico ‘Destino’, en la postal feminista que retrata en ‘Amazonas’, o en ese cierre preciso con ‘La cascada de tu pelo enredado’, una de las canciones argentinas inolvidables de 2018.” 

PRENDER UN FUEGO – MARILINA BERTOLDI

ROCÍO MALDONADO:
“Si con Sexo con modelos supo llamar la atención hasta de los ojos menos curiosos, con Prender un fuego Marilina Bertoldi instaló una idea, la de estirar la mano y agarrar lo que querés. Este disco tiene elementos que la acercan más al pop o al funk, al experimental, pero también a ella misma: la encuentra como productora. “Fortalezcan sus vínculos con ustedes mismas”, este es el consejo de Bertoldi a las mujeres. Prender un fuego está cargado de diversidad de sonidos, precisión y desfachatez. Es definitiva, no solo es el mejor disco del 2018, sino el que el 2018 necesitaba. Como dice ella misma: “Ahora estoy preparada”, ¿o no?”.  


GUERMANTES – ARCHIPIÉLAGOS

ARIEL PUKACZ:
“En tan sólo dos canciones y un interludio Archipiélagos ratifica su rol crucial en el desarrollo del math rock en Argentina, género de varias décadas de antigüedad que finalmente está siendo amplificado por esta parte del mundo.  Sus lanzamientos a cuentagotas presuponen un training para un esperado LP.  Las tres composiciones hiladas explican con frescura un género de apariencia difícil que es mezclado con pop de una manera sorprendentemente orgánica.” 
 

CAMBIANDO CORDAJE  – RUBÍN / LACRUZ / HELER / NIKITOFF

JUAN IGNACIO BABINO:
“Hay que tener cierta cautela y entender que esos casi diez años que pasaron desde su último disco no fueron un hiato: el hombre sólo estaba afinando su guitarra y aprontando la gola. Aquí, Alfredo “Tape” Rubin junto al trío Lacruz-Heler-Nikitoff ensanchan su habitual género. Claro que Cambiando cordaje es un disco de tango, pero también lo es de otra tantísima música argentina. Aires de vidala, huella, ritmos camperos. Finas, exquisitas, hondas estas tonadas. Y además, en el corazón del disco, está la que quizás sea una de las canciones más importantes de la música popular de este 2018: Milonguética.”

EL CAMINO NO ELEGIDO – LAS ARMAS BS. AS.

FLOR NIETO:
“Aunque sí hay mucho, muy bueno y muy interesante, no todo sucede en Capital Federal. El imaginario que Las Armas Bs. As. comenzó a construir con su debut, Vol.1, se despliega y concreta en El Camino no elegido. Un disco elocuente, fresco, crítico, sincero, poético pero nada pretencioso. Alma de provincia y oda a la ruta. Blues pulenta, soul bonaerense y rocanrol de posta, manifiestan que tomar la música, tomar la palabra, es también tomar las armas.”

ANTEZANA 247 – YSY A

JOTA AYERZA:
“A un año exacto del fin de El Quinto Escalón, su creador Ysy A editó su álbum debut. Antezana 247 es un relato en primera persona crudo pero genuino de un pibe que con 13 años creó el certamen de freestyle más influyente de la Argentina. El nombre del álbum es la dirección de “La mansión”, la casa en que Ysy vivió junto a Duki antes de que el género explotara en las plataformas de streaming. Producido por Neuen, el sonido de Antezana 247 rinde tributo al trap de Atlanta y, al mismo tiempo, mira hacia Tokyo. Duki, Neo Pistea, Marcianos Crew y Obie Wanshot se suman en distintos tramos al relato autobiográfico del rapero de 20 años.”


PINTURA DE GUERRA
– LOS MUNDOS POSIBLES

ILAN KAZEZ
“En enero, cuando pocos sacan discos, vio la luz el primer álbum de Los Mundos Posibles, un súper-dúo del rock alternativo independiente integrado por Rosario Bléfari (Suárez, Sué Mon Mont) y Julián Perla (Mi Pequeña Muerte). Sus voces se amalgaman de forma perfecta y, con el aporte en producción de Javier Diz (Jaime Sin Tierra), generan una obra de folk-rock con una calidez única. Las letras de las 7 canciones, llenas de metáforas e imágenes cotidianas, forman un tratado del amor real, sin tragedias ni romanticismos. Más que el disco, la pareja del año.”

 

TRINO – ACA SECA TRÍO

PATRICIO FÉMINIS:
“El grupo esencial de la música de raíz del siglo XXI hace fluir lo complejo en la simpleza. En su cuarto disco, Juan Quintero, Andrés Beeuwsaert y Mariano Cantero expanden su desafiante mapa sonoro cruzando lo ancestral, el brillo técnico y su inspiración vocal e instrumental. Las obras de Quintero dialogan -con destreza- a la par de versiones de Hugo Fattoruso, Edgardo Cardozo, Jorge Fandermole, Sebastián Macchi, del toque bagualero y de otras huellas secretas. Aca Seca Trío sintetiza lo folclórico con los riesgos jazzeros y académicos sin perder, jamás, vibración popular.

BACH – BANDALOS CHINOS

GABRIEL HERNANDO: 
“Desestimando ciertos comentarios desalentadores respecto del presente del rock argentino, BACH, el album de Bandalos Chinos editado durante este 2018, arroja una importante e interesante cuota de luz y esperanza. Mas allá de una propuesta muy emparentada con el pop rock de los 80, tanto en su estructura como en su sonido, las 11 canciones que dan vida al disco destilan una frescura inusual, melodias sencillas pero de excelente factura y pasajes bailables entremezclados con otros de fina introspección y romanticismo. Todo cubierto por un manto de elegancia y sofisticación que recuerda al Virus de la epoca de Locura aunque con una mirada contemporanea y sin caer en imitaciones ni poses nostalgicas.”