Antes de regresar al Teatro Vorterix el 4 de mayo, el sexteto adelantará singles del Lado B de Chuy, su último álbum de estudio. “Será el monstruo siamés más hermoso que pudimos dar a luz”, adelantan.

“Proponemos un mundo imaginario donde la felicidad y la vida de mierda es todo una sola cosa”, coincidían Beto Martínez y Félix Mateos en octubre sobre la propuesta de Los Tabaleros. La conversación se dio un mes antes de su primer presentación en el Teatro Vorterix en el mismo día que estrenaron Chuy. “Subimos a tocar nuestras canciones nuevas en un Vorterix lleno y la gente ya las cantaba a los gritos”, cuenta en 2019 Martínez. “Fue un espectáculo del poder de la comunicación. Tiene sentido a veces generar expectativa y no entregarse por completo”, señala.

Cuando dice expectativa, el tabalero se refiere a la forma con la que estrenaron -y van a estrenar- su material. Las seis canciones de Chuy que editaron en noviembre corresponden tan solo al Lado A de su nuevo álbum. “Chuy es un vinilo que se está terminando de construir, lo hicimos de esta forma por nuestra manera de entender cómo se consume música hoy en día”, explica y agrega: “Cuando se junten el lado A con el Lado B será el monstruo siamés más hermoso que pudimos dar a luz”.

La unión entre estas dos bestias será de a partes y finalizará cuando el sexteto regrese el 4 de mayo al Teatro Vorterix. Detrás de las barbas, las camisas floreadas, el humor instagramero y los ritmos folclóricos, el grupo diseña la estrategia obligatoria y posterior de “aquel momento de idilio que desembocó en canciones”. La segunda parte de Chuy se adelantará como si fueran seis singles y estará completa antes del show. “Entendemos que si subíamos los 12 temas en el mismo día nos perdíamos de algo. El músico no se puede alejar de tratar de entender cómo es que la gente escucha música hoy en día. Tiene que saber cómo funcionan las diferentes plataformas”.

El primer adelanto del Lado B se llama “Latas vacías” y para Beto se trata de la canción que “quizá más se despegue de la naturaleza de la banda”. Cuenta detalles de un pop brilloso -y hasta electrónico-, y la mano del productor Álvaro Villagra, con quien están trabajando en esta nueva entrega. “Latas vacías” es un canto de libertad en cuanto a su producción. Nos hace acordar a las publicidades de gaseosas de los años ochenta. Siendo un año tan agobiante para la gente buscamos regalar alegría”. Enseguida editarán “Sirena vampiro”, y dentro de esta nueva media docena de canciones también estará “A las tres”, la única que cantaron al menos una vez en vivo. “Diego Tuñón de Babasónicos sumó la magia de sus dedos a la obra”, adelanta Martínez.

El crecimiento de Los Tabaleros se ve reflejado en reproducciones de streaming pero también en venues, y por eso, un nuevo Teatro Vorterix no sorprende. “Somos una banda que se autopone la vara alta y el Vorterix no es el final de nuestra vida sino el puntapié del año. Le vamos a meter mucha brillantina pero nos guardamos algunas balas para lo que resta del 2019”. Otra vez, las altas esferas tabaleras se encuentran planeando un nuevo golpe: “Vamos a terminar el 2019 en un venue más grande”.

Las entradas para su show del 4 mayo en el Teatro Vorterix se pueden conseguir por sistema AllAccess.