La banda lanzó el primer anticipo de su próximo trabajo discográfico y lo presentará con doble función en Vorterix este 8 y 10 de diciembre.

Los Tabaleros cierran este 2021 a pura alegría. El grupo lanzó su última canción, que juega con el huayno, la cumbia y el pop – “Burbuja Loca». Con la dirección de Ale Sergi (Miranda!) en producción, este nuevo nacimiento adelanta el próximo álbum de estudio de la agrupación: Caramelos de Felicidad.

El frontman Dr Kurnicopia – alter ego de José Martínez – anticipa detalles de la doble función en Vorterix – miércoles 8 y viernes 10 de diciembre – y comparte las perlas del camino de la banda que ya suma 12 años desde su disco debut. A pesar de los golpes y las caidas, revela: «La riqueza más grande es estar entre amigos haciendo música. Ese es el verdadero triunfo».

Entradas para Vorterix acá

¿Cómo están con el lanzamiento?

Es la felicidad de un nacimiento para nosotros. El lanzamiento de un hijo buscado, la canción. Cuando apareció «Burbuja Loca» decidimos comenzar con ella porque nos pegó a todos.

¿Cómo se preparan para Vorterix?

Muy bien! Me acabo de enterar que se agotó la primera fecha así que vamos a abrir una nueva fecha. Voy a tener que ir al gimnasio para llegar.

¿Qué es «Burbuja Loca»?

Es la alegría, es un lugar donde solo se conoce la alegría. Es parte del próximo disco, Caramelos de Felicidad. La palabra «burbuja» fue tan bastardeada en esta última situación así que venimos a reivindicarla.

¿Cómo fue producirse con Ale Sergi?

Él llegó de invitado a un recital nuestro con Juliana, después nos invitaron a participar de una versión espectacular de «Por amar al amor». Ya teníamos una relación y siempre fuimos muy fans de Miranda!. Lo vimos trabajar en rol de productor en la canción en la que nos invitaron y ahí vimos que es una luz, creativa y operativamente.

¿De dónde salió la canción?

Queríamos acercarnos al pop, y qué mejor que llamar a Ale. Le mostramos la canción, le gustó y accedió. Ojalá trabajar otras cosas con él.

¿Encontraron algo nuevo en esta canción?

Sí, pese a que ya veníamos haciendo canciones de ese estilo, esta trajo un nuevo colorcito. Siempre estamos cambiando los colores.

¿Qué aportó este parate a la banda?

A decir verdad, nosotros no frenamos nunca. Hicimos shows por streaming, autoshows, Konex, no dejamos de trabajar. Nos fuimos de gira con protocolos, burbujas, así que creo que a nosotros nos da exactamente lo mismo. Más allá de que es lindo ver a la gente como antes, el show es lo mismo. Para diez o para miles, va a ser igual.

Su primer álbum data de 2009, ¿cuál es su balance hasta hoy?

Es muy positivo. Vimos que dejamos entrar en nuestra música, nuestro folklore, más ingredientes. Cada vez somos más libres, las cosas se van dando naturalmente y la gente lo toma bien.

¿Qué margen para la innovación tienen?

Nos corremos, pero nos mantenemos en los mismos instrumentos y las mismas posiciones. Creemos que no dimos lo suficiente aún ahí.

¿Y qué se mantiene?

Se mantienen los ritmos, el sonido de la madera, la no-batería; pero estamos cómodos y faltan un montón de canciones más. Es natural que algo pase después de un tiempo con nosotros.

¿Cómo es su proceso creativo?

Es súper irregular. A veces uno viene con una canción escrita en letra y música, a veces en duplas, a veces de a partes. Es bravo el filtro grupal, se expone de una forma muy carnicera y vale todo. Ahí somos bastante crudos. Yo soy de presentar seguido y a veces te ignoran directamente. A la larga tienen sus razones, pero uno muchas veces se enamora de su canción.

El contexto indica que cada vez hay menos bandas, ¿qué consejo darías a las bandas que hoy arrancan?

Noté que las bandas se van dispersando. Para los productores y todos es más fácil llevar a alguien con un pendrive o menos. Nosotros cuando viajamos somos 12, tocamos 7 y tenemos que estar todos, es difícil. Sin embargo, a toda banda le digo que lo más importante es aguantar los golpes, mirar para adelante, divertirse, quererse, entenderse, pero por sobre todas las cosas, visualizar el sueño. Con buen material, obviamente. Estar dispuesto a trabajar mucho para tener buen material y estar listos para los rebencazos, para los «no». La riqueza más grande es estar entre amigos haciendo música. Ese es el verdadero triunfo.

¿Recordás algún golpe y algún triunfo?

Sin ir más lejos, un teatro con una persona de público y una Trastienda llena con gente cantando las canciones. Así con ese teatro con una persona, salimos diciendo que queríamos darle el mejor cachetazo. Aguantar los golpes.

¿Se siguen sorprendiendo?

Siempre es una emoción, siempre es volver al pasado. Decís «Con razón nos ponían a tocar a las 5 de la mañana» o perdíamos plata para tocar. Siempre se vuelve a eso. Para nosotros siempre es como la película «Como si fuera la primera vez». Suena a que estoy hablando desde la híper alegría, pero es de verdad. No es que no nos caguemos a palos, tengamos nuestros momentos, pero somos felices. Somos un grupo de gente muy alegre.

¿Qué podés anticipar del show y la música?

En el show vamos a presentar «Burbuja Loca» por primera vez en vivo. También va a haber invitados sorpresa, temas que hace mucho no tocamos. Todo adentro de esta burbuja loca. Y de la música, estamos en etapa compositiva, muy contentos con lo que viene.