En 2018, 24 canciones lograron posicionarse en el Hot 100 Global. El año anterior, 19.

El 2018 fue un año épico para la música latina y su relación con el streaming: acumuló 69.000,8 millones de streams entre audios y videos solo en los Estados Unidos, según Nielsen Music. Eso significa que creció un 37% respecto al 2017, cuando sumó 51.000 millones de streams.

Si solo tenemos en cuenta el audio, la música latina (definida como aquella cuyas letras son más de la mitad en español) incrementó un 57.1% en los streams, de los 16.000, 1 millones registrados en 2017 pasó a tener 25.000,3 millones en 2018.

El video, por su parte, aumentó un 28.2% en 2018, donde obtuvo 44.000,5 millones de streams frente a los 34.000,7 millones del 2017. La música latina, entonces, tuvo el 18.4% de los streams totales en video.

La popularidad de los videos de música latina se reflejó en los charts: Ozuna es el artista que más reproducido fue en YouTube y ocho de los 10 videos más vistos del año en el mundo son latinos.

Sin embargo, el género latino no fue el único que salió beneficiado este año. En USA, toda la música en general tuvo un crecimiento significativo en 2018: un 23% más que en 2017. Fue gracias al 49% de aumento en la demanda de las canciones on demand en streaming, comparado con el año anterior.

Mientras que en 2017, la canción protagonista fue “Despacito” de Luis Fonsi y Daddy Yankee (luego se sumó el remix con Justin Bieber), el 2018 fue de Cardi B, Bad Bunny y J Balvin con “I Like It” y de Balvin con Willy William con “Mi Gente” (ambas canciones llegaron al top 5 del Billboard Hot 100 Global).

24 fueron las canciones en español que lograron llegar al Hot 100; en 2017, 19 lo lograron. No se incluyen en el cálculo las híbridas en donde el inglés es dominante, como “I Like It”.