Los futuros festejos, la masividad, los cambios en la industria, la vigencia y el momento de oro de un género crossover que cruza generaciones y estratos sociales.

El Sexteto Palmeras se formó en Santa Fe en 1968 con la idea de visualizar la cumbia santafesina y recorrer el resto del país a base de acordeón, tumbadoras, guitarras y la voz de Czeslav Popowicz. Sin embargo, cuatro años más tarde, a mediados de 1972, su acordeonista Osvaldo Zabala dejaría el grupo y le cedería su lugar al que más tarde se convertiría en director de la banda, Marcos Camino. “La noche del nueve de diciembre fui a un bar donde tocaba el Sexteto Palmeras. Los chicos ya me conocían de antes y me invitaron al escenario. Siempre recordaré ese día como nuestro cumpleaños y la noche donde nos convertimos en Los Palmeras”, recuerda.

A finales de ese año, varios de sus miembros originales dejaron sus lugares para ya llamarse Grupo Palmeras, con la incorporación de Adolfo “Chanchina” Pérez. Finalmente, en 1975 grabaron sus dos primeros discos, Los Palmeras y Te Regalaré Mi Vida, pero no bajo el nombre de Grupo Palmeras, sino ya con la variación con la que se los conocería durante toda su carrera, Los Palmeras. “La gente decía “vamos a ver a los Palmeras”, entonces creímos que la mejor forma era usar el nombre con el que el público nos bautizó”, afirman.

A lo largo de sus 48 años de historia han publicado 45 discos entre los que se encuentra Cumbia y Luna – su primer Disco de Oro en 1983 -, Corazón No Me Preguntes – incluye su éxito “La Suavecita” – y Voló La PalomaDisco de Platino en 1999 -, entre muchos otros. “La Suavecita” tuvo una repercusión muy buena en el público y comenzamos una rutina distinta a la que tuvimos antes. Esa canción produjo un antes y un después”, destacan.

Hoy, en conversación con Billboard Argentina a través de Zoom, Marcos Camino, Rubén “Cacho” Deicas – cantante del grupo desde 1978 – y Kuky “Kuky” Pumar – creador de Leader Entertainment – hablaron acerca de sus inicios, la música tropical en la Argentina y qué les depara el futuro a nivel internacional.

Hacé clik acá: ACCEDER A LA EDICIÓN COMPLETA DE BILLBOARD ARGENTINA DEL MES DE MAYO.

Por Julián Mastrángelo y Santiago Torres

 ¿Perciben el respeto de la industria y sus colegas?

–     Marcos: Por supuesto, es más que evidente en el hecho de que hemos realizado tantos duetos con distintos artistas de distintos géneros y muchos nos llaman para participar del volumen 2. De todos hemos recibido mucho respeto, y la respuesta del público en YT y Spotify refleja el clima que se vivió en la grabación. Es una etapa de oro para nosotros, desgraciadamente se vio interrumpida por el Covid pero estamos tratando a través de las redes de no perder contacto con el público y seguir componiendo.

¿Cómo reprogramaron sus planes teniendo en cuenta la alta cantidad de shows en vivo a la que están acostumbrados?

–     Marcos: Mirá, tenemos gran cantidad de shows que hemos hecho a lo largo de estos 47, casi 48 años. Pero el gran show lo vamos a hacer en Buenos Aires, en el Movistar Arena. Para nosotros es el gran espectáculo que nunca hicimos. Con el apoyo de la compañía lo vamos a lograr. Estamos trabajando mucho para ello, tanto en la música como en la vestimenta y en nuestras ideas. Queremos que sea algo nunca visto. Hay cosas que la gente desconoce de nosotros y creemos que es el momento justo para ofrecérselo. Quién sabe, ver si podemos hacer otro tipo de música también.

¿Este tipo de música sería ligado a lo urbano o es más más folclórico?

–    Marcos: Hablaba de lo que tocaba en mis inicios como estudiante de acordeón, tango, vals, balada Aprovechar para mostrarle al público de lo que somos capaces: habrá emoción, invitados y. por supuesto, mucha cumbia.

–    Cacho: La idea es recorrer la historia de Palmerasa través de la música y con esos toques en el show, mostrar por todo lo que pasamos y sorprender. La gente nos dio mucho en tantos años y queremos retribuírselo en una noche única. Marcos empezó a tocar muy de niño, un poco obligado y de allí hasta aquí caminamos mucho.

–     Marcos: Mis padres se separaron cuando tenía tres años, en uno de los encuentros que hacían ellos me preguntaron si quería estudiar acordeón, con toda mi inocencia a los cinco años les dije que sí… al tiempo era lo que más odiaba en la vida. Mi vieja, además de ser muy exigente, me llevaba a un conservatorio que estaba cerca de mi casa y cuando había una reunión de amigos o familia “llevaban al nene” para que toque el acordeón, a cualquier hora. Cuando me emancipé a los 17 años volví a tocar el acordeón por motus propio, con un acordeón que sonaba distinto, con otro ritmo… nos gustó a todos, en ese momento todos queríamos ser parte del Cuarteto Imperial.

–  Kuky: Queremos que el presentador sea Lalo Mir. Él ha demostrado tener la sensibilidad y la emoción que queremos arriba del escenario. Queremos que sea un palmera más, llevando con su batuta al público de lo emotivo a la euforia y la alegría. Además estamos armando diseños de pantalla completamente nuevos para cada canción.

–  Ruben: Hemos hecho más de 10 mil shows pero vamos a hacer un gran espectáculo, que indudablemente será del nivel que vinimos ofreciendo tanto en los shows sinfónico como los de los duetos. Queremos estar a la altura de lo que está en la cabeza de Los Palmeras.

Algunos dicen que Los Palmeras son los Rolling Stone de la cumbia

  • Cacho: No… para nada, igualmente para nosotros es un halago que nos comparen con Los Rolling. Al final el público es quien te aguanta y te demuestra afecto en cada presentación. Que nos den la mano mirándonos a los ojos es muy lindo.
  • Marcos: Dicen que Los Palmeras son los Rolling de la cumbia, nosotros decimos que Los Rolling Stones son Los Palmeras de Inglaterra.

¿Recuerdan la época de Volumen 1?

–     Marcos: En esos cuatro años sin grabación pasó de todo. Saben qué, y lo digo con mucho orgullo, la cumbia siempre fue villera, marginal. Venimos de familias muy pobres y éramos muy discriminados, tuvimos que luchar muchísimos años contra eso. Recién en el `86 se nos empezaron a abrir las puertas de los boliches bailables gracias a “La Suavecita”. Recuerdo una anécdota que gustaba tanto la canción en ese momento que nos contrataron en un cumpleaños para que toquemos “La Suavecita” toda la noche.

Sus dos primeros álbumes, Los Palmeras y Te Regalaré Mi Vida, fueron editados por la productora MRG, compañía con la que trabajaron hasta 1998. Ya para finales de ese año, Roberto “Kuky” Pumar se encargó de firmarlos en su discográfica Leader Music – formada en 1983 – y con la que mantienen contrato vigente hasta hoy a pesar de los ofrecimientos.

“Empezamos a buscar la diversidad en la música tropical y en un viaje al interior me di cuenta la gran presencia que tenían Los Palmeras en las radios del interior. La cumbia era muy marginal y rechazada en la Capital, aun hoy no tenés una radio de primera línea de CABA que pase música popular”, comenta Kuky.

¿Recordás cómo llegan a MRG y su primer disco?

  • Marcos: MRG era Martín Robustiano Gutiérrez, alias Chani. Lo conocí por parte de mis viejos, cuando él tenía 16 o 17 años era uno de los muchachos que trabajan con mi viejo. Todos los sábados tenía varias fiestas privadas y dejaba a un muchacho en el lugar para que se encargara del sonido, de ahí viene mi amistad con él. En un momento me dijo “Quiero grabar con un grupo de Santa Fe” y pasado el tiempo, como habíamos hecho esa promesa, él se sintió comprometido hasta el momento de grabar el disco.

Antes era muy caro grabar, no era para todos. ¿Qué diferencia ven y cómo hacen para no perder la esencia con la dinámica actual?

  • Marcos: Para serte sincero, hoy es mucho más fácil. Cualquier grupo puede grabar con algo a mano. La tecnología nos da la posibilidad de arreglar cualquier imperfección que pudiéramos llegar a tener también. Durante una de nuestras grabaciones con Jorge Da Silva nos comimos un compás, ese monstruo que es Da Silva fue cortando pedacitos de cinta para cubrir ese compás. Hoy con Pro Tools sería mucho más sencillo, se puede lograr cualquier cosa. Igualmente siempre intentamos grabar todo de forma natural para que no pierda la frescura. Grabamos todos los músicos juntos, si alguien tenía un error teníamos que repetir todo de nuevo, estábamos dos días para grabar algo bueno.

¿Cómo fue firmar con Leader a fines de la década del 90?

–     Kuky: Cuando llegaron dijeron: “Con 100 horas de grabación nos alcanza”. No podía creerlo, pensaba que lo estaban diciendo para que los firme pero me lo demostraron con el segundo disco, tardaron solamente 88 horas en terminarlo. Ellos llegan a la grabación con un grado de ensayo y seguridad que no lo he visto en 37 años produciendo. Con respecto a la historia, Leader desde el año 89’ empieza a desarrollar muchos artistas de música tropical. Este género tenía la necesidad de tener más artistas, eran siempre tres o cuatro los que salían todo el tiempo. Empezamos a buscar la diversidad y en un viaje al interior me di cuenta la gran presencia que tenían Los Palmeras en las radios locales. La cumbia era muy marginal y rechazada.  Palmeras compraba su propio espacio radial en LT 10 de Santa Fe para que se escuchen sus canciones y tener más bailes. Los artistas de la movida tropical están muy acostumbrados a invertir en su propia promoción. En ese momento vimos el “valor Palmera”, compramos todo el catálogo de Santa Fe Recording, que incluía 15 discos de ellos, “El Bombón” asesino incluido. Hoy tenemos más del 60% del catálogo de Los Palmeras.

–     Marcos: Hay un detalle que pasó por alto, en nuestra primera etapa, él nos dio libertad. Fuimos a Santa Fe, arreglamos con otro sello discográfico y metimos “El Bombón”. Creo que fue de lo único que se arrepintió en la vida, de dejarnos ir en ese momento (risas).

¿Qué diferencias hay entre tropical, cumbia y cumbia santafesina?

–   Cacho: La cumbia es una sola, lo que pasa es que hay distintos estilos, la cumbia villera, norteña, guaracha, grupera mexicana, colombiana… para nosotros la cumbia es una sola. Este ramillete de estilos ha hecho que la cumbia haya reflotado.

–     Marcos: Siempre nos nutrimos con lo fundamental como el Cuarteto Imperial pero luego de tantos años comenzamos a mezclarnos con grupos colombianos y latinoamericanos. El Binomio de Oro, por ejemplo, de donde sale el tema “Olvídala”, es el tema de Los Palmeras que más visitas tiene, por ejemplo.

¿Tienen una fórmula para el éxito? 

  • Marcos: Nunca nos apartamos de nuestro estilo nosotros. Aunque estuvo de moda la cumbia villera, el reggaetón y los subgéneros, siempre seguimos con nuestra espada de madera. Lo que cambió fue el público. Después de “El Bombón”, ellos empezaron a bucear en nuestra historia y se encontraron con que teníamos más de 30 discos. Otra de las cosas que nos ayudó muchísimo fue haber grabado con la filarmónica de Santa Fe. Fue un proyecto que nos llevó siete meses de trabajo, ensayos, trámites y demás pero con un final sumamente feliz. Buscamos que todos los músicos, productores, quienes prepararon el escenario y prácticamente todo el equipo fuera santafesino, fue la forma de mostrar Santa Fe al resto de la Argentina y al mundo también. 
  • En definitiva, hicimos que la gente se fijara en nosotros sin cambiar de estilo.

¿El futuro de Los Palmeras será una expansión a nivel concierto por la región y salida internacional? Uno ve que lo que se viene es un refuerzo de su presencia en el exterior.

–   Cacho: Sería bárbaro, sería muy bueno que salga perfecto lo del Movistar Arena. Eso nos haría trasladarnos a otros países, sabiendo el éxito que ha tenido en la Argentina. Queremos que la grabación del Arena sea la carta de presentación de Los Palmeras en otros países.

Es algo parecido a lo que está pasando con Los Ángeles Azules, ¿verdad?

–   Kuky: A través de la globalización podemos ir detectando nichos que nos marcan dónde podríamos hacer nuestra gira. Por supuesto no es fácil llegar a un país con la estructura tan grande que queremos montar. Es una lástima que festivales como Lollapalooza no hayan pensado en artistas como Los Palmeras, sabemos que será un show que la gente va a estar esperando con muchas ganas. Palmeras batió este verano muchos récords: los vieron en 75 días mas de 1,3 millones de personas. Ellos pueden ser la novedad que busca el mundo, están vigentes y te puede romper la cabeza arriba de un escenario.

       Necesitamos ir a un festival que nos muestre ante un público grande, la Argentina está muy “caliente” con Los Palmeras, si salimos a hacer un esfuerzo al exterior tiene que ser con un seguro de público. “No me traigas algo que suene conocido, trae algo nuevo”, eso es lo que me dicen los grandes programadores de los festivales europeos y allí nunca escucharon algo así pero “El Sabalero” se escuchó en todos lados, allí también.

 ¿Kuky cuánto influyó en el éxito de Los Palmeras tu manejo de plataformas y el marketing digital que por ejemplo aplicas en “La Granja De Zenón”?

–   Kuky: Uno siente que cuando le habla a Los Palmeras que están escuchando y te creen. Cuando les hablamos y les dijimos que la estrategia estaba en las redes y que teníamos que cambiar la forma de producir, promocionar y lanzar singles cada 3 meses lo aceptaron sin estar seguros. La realidad es que creo que armamos un lindo equipo y su humildad permite que me sume al equipo como un músico más. Indudablemente, nosotros no somos magos, somos la compañía que más entiende de manejar redes digitalmente pero el contenido es “el rey”. Si el contenido no gusta, no podemos hacer magia, hacer que la gente lo vea porque nosotros lo ofrecemos es imposible. Ellos nos entregan canciones que a la gente le gustan y nosotros lo ponemos en Cumbiatube -nuestro canal exclusivo de cumbia que tiene 2,4 millones de fans esperando novedades. Allí empieza el plan que después se viraliza por todas las redes.

¿Los sorprendió Cacho su rendimiento en YouTube y Spotify?

–   Cacho: Por supuesto, nos sorprendió de la mejor manera. Estamos encantados con las redes sociales, llegas a todos los países simultáneamente sin tener que viajar. La masividad que logramos últimamente hizo que mucha juventud empiece a escuchar palmeras y ellos son los que se pasan todo el día en las redes y nos hacen crecer. Las playlists de asado+cumbia están plagadas de canciones nuestras. Tenemos un equipo armado, tenemos el rey, el virrey… Tenemos todas las armas para salir a pelearla. Podemos hacer música tranquilamente en otro país, estamos convencidos.

Cómo es ser embajadores culturales de Santa Fe en la era de Internet, ¿qué es lo que más orgullo les genera a esta altura de su carrera?

  • Marcos: El paso del tiempo nos fue dando cada vez más valores, como los buenos vinos. Para mí la idea de la trayectoria es la que más se adecua a nuestra idiosincrasia y nuestra filosofía. Somos antiguos, correctos y mantenemos una misma disciplina.