Con la excusa del lanzamiento de Rise, de Katy Perry, para la apertura de los JJOO, repasamos las canciones más alentadores que fueron compuestas para la ceremonia.

Los himnos olímpicos tienen un solo propósito: subírtela. El jueves, Katy Perry lanzó Rise junto a un video igual de motivador para los JJOO. Mientras hacés la cuenta regresiva para la ceremonia de apertura del 5 de agosto, repasamos una lista de los himnos olímpicos más alentadores.
 
1. Whitney Houston, One Moment in Time (1988, Seúl)
 
Esta canción lo tiene todo: la potente voz de Whitney Houston, un puesto N°5 en el Billboard Hot 100, una nominación al Grammy por Mejor interpretación femenina de una canción pop y una lírica olímpica clásica como He vivido para ser la mejor / Lo quiero todo / No hay tiempo para menos / He trazado los planes / Ahora que se ponga la suerte / Aquí en mis manos.

 2. Freddie Mercury y Montserrat Caballé, Barcelona (1992, Barcelona)
 
Quien sea que fuese el que pensó en juntar al vocalista de Queen con la cantante ópera española es un genio. Lamentablemente, Mercury murió por complicaciones con el SIDA en 1991 y no llegó a cantar el tema en la presentación de apertura. Terminó siendo la canción más exitosa en la carrera de Mercury como solista y llegó al segundo puesto en los charts del Reino Unido. 

 3. Björk, Oceania (2004, Atenas)
 
No podes contratar a Björk para abrir una ceremonia y no esperar que las cosas se pongan un poco raras. La canción, junto al beat-boxing de Schlomo, esquivó todas las temáticas esperadas y expuso una sorprendente melodía sobre el océano. En una parte, Björk canta “tu sudor es salado”, así que eso más o menos deportiva. Como bonus, se vistió con un vestido que se extendió por todo el escenario hasta cubrir a los deportistas. No podíamos esperar menos.

4. Katy Perry, Rise (2016, Rio)
 
Katy Perry le dio en el blanco al crear una canción emocional y llena de adrenalina que, esperemos, haga que la gente se sienta mejor sobre las Olimpiadas, que últimamente han estado plagadas de negatividad por la suciedad en el agua y el Zika. Coescrita por la máquina de hits Max Martin, Rise tiene todas las de ganar. 

5. Koreana, Hand in Hand (1988, Seúl)

 Una sola canción no fue suficiente para los JJOO de 1988. Este tema, producido por Giorgio Moroder, es un conjunto de clichés de canciones olímpicas: habla acerca de mejorar las condiciones de vida en el mundo, romper las paredes que nos separan, sentir la llama dentro de nosotros. Todo eso acompañado por un coro de miles.

 6. Céline Dion, Power of the Dream (1996, Atlanta)
 
Si alguien nació para cantar una balada olímpica escrita por David Foster, Linda Thompson y Babyface, es Céline Dion. La canción tiene las palabras claves (corazón, chispa mágica, fuego, fuerza, llama, el poder de un sueño, inspiración, coraje), sumado a las imponentes trompetas y al gran coro evangélico.

7. Muse, Survival (2012, Londres)
 
La banda británica fue la elección perfecta para representar a su país natal. Y sin duda, le dedicaron todo en esta canción tanto rockera como deportiva. El tema se destaca por las guitarras melódicas, coros wagnerianos y la voz de Matt Bellamy que aúlla sobre siempre ganar, nunca perder, encender la mecha y hacer todo lo posible.