El sábado 1° de julio, Lörihen se presentará en Vorterix para celebrar los 10 años de 'Bajo la cruz', el álbum bisagra que marcó el camino de su hard rock. "Será una fiesta con amigos", adelantó el guitarrista Emiliano Obregón.

¿Por qué Bajo la cruz (2007) es un disco emblemático para la banda?

−Marcó un antes y después en el grupo. Habímos hecho un cambio de vocalista y veníamos de hacer tres discos con los que ya mucha gente nos conocía, por lo tanto había mucha expectativa con la nueva formación. El público lo recibió muy bien. En nuestros discos anteriores, habíamos experimentado bastante, mientras que Bajo la cruz tuvo un proceso de composición diferente: empezamos a darle más importancia a la cuestión rítmica y a definir un estilo. No cabe duda que después de ahí comenzamos a tener mucho más reconocimiento, y creo que se debió a que con ese disco consolidamos un sonido por el que nos reconocen todavía hoy en dia, no solo en Argentina, sino en toda Latinoamérica.

¿Te imaginaste que 10 años después los temas de ese disco tendrían un lugar tan relevante en el setlist?

−No, pero es buenísimo que sigan vigentes. Por ejemplo, ahora estamos trabajando en un nuevo disco y aun así, la canción con la que cerramos siempre es Vida eterna, de Bajo la cruz.

¿Querés que los próximos discos vayan generando nuevos clásicos que desplacen a los viejos?

−Bueno… el tiempo es el que generalmente define al clásico. Hoy es difícil que elijamos un tema para cerrar que no sea Vida eterna, pero estamos componiendo temas para el nuevo álbum y con ganas de que alguna nueva canción desbanque a esa.

¿El sábado planean tocar el álbum completo?

−Sí, pero también repasaremos otras puntas del repertorio. Vamos a tener invitados especiales: Claudio Marciello, ex-Almafuerte, nos acompañará en un cover de AC/DC. También habrá otros que no queremos revelar quiénes son. A Claudio sí lo anunciamos porque ya grabamos y lanzamos esa versión de Highway To Hell, así que no es ninguna sorpresa para los fans.

¿Qué hay del disco nuevo?

−Estamos en pleno proceso de composición, todavía nos faltan muchos temas por terminar. La idea es presentar algo nuevo el sábado y luego seguir componiendo. Tenemos planeado entrar a grabar en diciembre y como fecha estimada de lanzamiento, mayo del 2018. No fue fácil componer porque en este momento estamos de gira y es difícil hacer todo a la vez. La gira nos ha llevado a muchos lugares: más de 40 ciudades en todo el año y eso nos quita mucho tiempo.