Se conocieron los protagonistas de la sexta edición argentina del festival Lollapalooza. Kendrick Lamar, Arctic Monkeys, Twenty One Pilots, Post Malone y Sam Smith encabezarán la fiesta de la música el 29, 30 y 31 de marzo de 2019 en el Hipódromo de San Isidro.

El Lollapalooza sin duda se ha consolidado como el festival de música más importante del mundo. Lo que en sus comienzos fue un tour itinerante luego se afianzó en la ciudad de Chicago, para dar el salto mundial: Chile, Brasil, Alemania, Francia y recientemente Suecia son los países que junto a la Argentina tienen su versión del festival.

Pero el paso de los años o la expansión no han alterado su premisa: ser un festival cuya principal virtud es la diversidad. El line-up anunciado recientemente es la mejor prueba: si la edición de 2018 fue un delicatesen para los integrantes de la generación X, con dos de los máximos exponentes de la década del 90 encabezando el cartel (Red Hot Chili Peppers y Pearl Jam, sumados a la solidez de los Killers), el anuncio de las bandas que tocarán en el 2019 expresa el guiño para millennials y centennials: Kendrick Lamar, Arctic Monkeys, Twenty One Pilots, Post Malone, Sam Smith y el ejército de artistas del trap argentino, los dueños de los rankings y los de mayor convocatoria en los últimos dos años.

Kendrick Lamar llegará a nuestro país en el mejor momento de su carrera. El nativo de Compton, California, es sin duda el rapero vivo más importante del mundo, a la altura de Notorius BIG, Dr. Dre o Eminem. Es el primer artista que no proviene de academias de jazz o música clásica en recibir el premio Pulitzer de la música y uno de los principales referentes de su generación. Lejos de la megalomanía de Kanye West o de la corrección pop de Drake, para Lamar no hay grises. Oriundo de una de las ciudades con mayor índice de criminalidad de los Estados Unidos, no desaprovecha ninguna oportunidad para poner en la agenda los temas que afectan a la comunidad afroamericana, como el abuso policial o la discriminación racial. “Humble”, uno de los cortes de su último disco, Damn, fue el segundo N° 1 del artista en el Billboard Hot 100.

Arctic Monkeys será la propuesta de guitarras para aquellos más orientados al rock. La banda regresa con su sexto álbum de estudio, titulado Tranquility Base Hotel & Casino. Producido por James Ford y Alex Turner, y grabado en Los Ángeles, París y Londres, es el primer lanzamiento desde el exitoso y multipremiado AM (2013). Fiel a su estilo, la banda sigue apostando a sorprender explorando nuevos terrenos musicales en cada álbum que edita.

En 2015, los Twenty One Pilots editaron Blurryface y su historia cambió para siempre. Visitaron nuestro país por primera vez en la edición Lollapalooza 2016, y si bien el mundo se rendía a sus pies, en nuestro país todavía no eran lo suficientemente conocidos como para esperar la explosión que finalmente ocurrió en el verde césped de San Isidro: con solo 45 minutos de show en el atardecer del festival, se convirtieron en uno de los números memorables de esa edición. El 2016 lo continuaron victoriosos alcanzando el puesto N° 2 del Billboard Hot 100 con “Stressed Out” y Blurryface llegó a la cima del Billboard 200. Encabezaron los festivales europeos de verano, lanzaron “Heathens” para la banda sonora de la película Suicide Squad y regresan al Lolla como headliners, demostrando que su crecimiento no fue producto de un momento de suerte. Para esta edición, Tyler Joseph y Josh Dun presentarán Trench, su nuevo trabajo que incluye canciones como “Jumpsuit”, “My Blood”, “Nico and the Niners” y “Levitate”.

Post Malone es otra de las grandes apuestas del festival. Uno de los números más calientes y requeridos en los festivales más importantes del mundo como Coachella y Reading llegará a nuestro país con el multipremiado Beerbongs & Bentleys bajo el brazo. Número 1 del Billboard 200, mayor cantidad de reproducciones on-line en una semana y nueve de sus canciones entre las 20 primeras del Billboard Hot 100 son apenas algunos de los récords de Posty. Es sin duda uno de los referentes de su generación (tiene 23 años), y el fenómeno del trap argentino tiene mucho que ver con el avance del neoyorkino.

En la otra vereda, pero con el mismo nivel de pasión y convocatoria, el soul y la corrección británica de Sam Smith llegan también en el mejor momento de su carrera. Con solo dos discos (In the Lonely Hour y The Thrill of It All) Smith posee un sello único con su particular forma de cantar, concentrándose en el dolor y la melancolía de sus canciones. Paralelamente a su carrera musical, Smith reparte su tiempo dedicándose a la filantropía, ayudando a diversos proyectos y causas.

A no desesperar. Acompañando a los Arctic Monkeys, también habrá rock para los amantes de las guitarras. Lenny Kravitz, The 1975, Interpol, Portugal. The Man, Snow Patrol, Greta Van Fleet y Foals son algunas de las bandas que se presentarán en el festival.

La armada argentina

La propuesta de música nacional cumple ampliamente con la consigna del festival: diversidad de géneros y artistas de todas las generaciones. El gran protagonista de la escena nacional no será un artista, sino una movida completa: acompañando un line-up encabezado por el rap y hip hop de Kendrick Lamar, sumada la presencia de Post Malone, el trap argentino se hará presente con muchos de sus principales exponentes: Cazzu, Khea, Dak1llah, Omar Varela, Seven Kayne y Bhavi, entre otros, tendrán la oportunidad de dejar claro por qué el género está pasando su mejor momento en nuestro país.

Lali, la artista pop argentina de mayor proyección internacional, tendrá su debut en el festival. Luego de recibir varios premios internacionales y ser un miembro casi permanente dentro del Billboard Social 50, esta vez será la oportunidad de presentar Brava, editado en agosto.

El abanico de rock y pop estará representado por un histórico como Fito Páez, Vicentico en su formato solista, Juana Molina, los emergentes Telescopios y el regreso de Barbi Recanati con todo su power luego de la disolución de Utopians.