La música también tuvo su lugar en la 88ª entrega de premios de la Academia, con puntos altos y bajos.

Chris Rock fue la estrella de los Oscars 2016, haciéndose cargo de las críticas respecto de la ausencia de negros entre los nominados y ayudando a la Academia a no tomárselo muy en serio a través de un show alegre. Los momentos musicales también sobresalieron, con cuatro performances de superestrellas y un gran ganador.

Mirá el listado de los mejor y lo peor:

LO MEJOR: El monólogo de apertura de Chris Rock

“Si ellos nominaran a los anfitriones, yo ni siquiera hubiera conseguido este trabajo”, dijo Chris Rock en monólogo de apertura. En su segunda edición como anfitrión, Rock hizo un trabajo impresionante al balancear las críticas respecto a la ausencia de negros entre los nominados con frases ingeniosas y divertidas. Los Oscars tuvieron suerte de tenerlo como presentador este año.

 LO PEOR: El cameo de Stacey Dash

¿Pero por qué Rock sintió la necesidad de darle cabida a la chica de Clueless? Ella salió a desearles a todos un “feliz mes de la historia afroamericana” después de denunciar la misma idea y defender ferozmente su postura. Dejemos que la reacción de The Weeknd hable por sí misma:

 LO MEJOR: La discreta performance de Dave Grohl en In Memoriam

La idea del tributo “In Memoriam” es poner el foco en los talentos que perdimos este año. Dave Grohl –con una guitarra acústica y una orquesta de fondo– tocó una hermosa versión acústica de Blackbird, de los Beatles, que fue el puntapié perfecto para el segmento emotivo.


LO PEOR: The Weeknd fue demasiado breve

The Weeknd también tuvo un gran performance, con una bailarina aérea arriba y un grupo de violinistas tocando detrás de él. ¿Pero por qué lo limitaron a una simple estrofa? Los otros artistas que tocaron –Sam Smith y Lady Gaga– estuvieron más tiempo con sus canciones nominadas, así que es cuestionable que este hit haya durado tan poco.

LO MEJOR: Lady Gaga atrae las miradas

No se habrá llevado a su casa el premio a la mejor canción original por Til it Happens to You (The Hunting Ground), pero su gran impacto en los Oscars fue arriba del escenario. Su interpretación sola hubiera sido lo suficientemente poderosa, pero cuando las cortinas se abrieron detrás de ella para revelar un mar de sobrevivientes de ataques sexuales parados en solidaridad, la vara emocional se elevó a un nivel más alto.

LO PEOR: El falso dato de Sam Smith

Estamos excitados porque Sam Smith ganó el premio a mejor canción original por Writing’s on the Wall (de Spectre), pero su frase durante el discurso diciendo que es el primer ganador de la categoría abiertamente homosexual fue refutada inmediatamente en la sala de prensa. “¡Mierda!”, dijo cuando le señalaron que Elton John ganó en 1994 por Can You Feel the Love Tonight? Por El Rey León. Pero se tranquilizó cuando un periodista le sugirió que, en realidad, es mejor para la comunidad gay que haya dos ganadores ahora. “El dos es mi números de la suerte, así que está todo bien.”