Amoeba Music, en Los Ángeles, es la disquería de música independiente más importante de Estados Unidos, y el lugar donde Matthew Correia, Spencer Dunham, Pedrum Siadatian y Miles Michaud se conocieron trabajando. En 2008, los cuatro empleados unificaron gustos y formaron una banda llamada Allah Las, que a los cuatro años editó su primer disco homónimo. Con ese álbum, que remite al sonido californiano de los años sesenta, Allah Las encontró un reconocimiento casi inmediato, reafirmado con el lanzamiento de su segundo trabajo, Worship The Sun, en 2014. 

Allah Las suena como si estuviese atravesando las décadas doradas del rock, pero con la frescura necesaria para no ser catalogados como una banda revival. Caminan por esa línea delgada y, además, su experiencia como empleados de una disquería los hace acreedores de un bagaje musical casi insuperable, plasmado en las inapelables playlists que suben a su blog, Reverberation Radio.

Billboard Argentina tuvo la oportunidad de dialogar con el bajista, Spencer Dunhill, días antes de que se presentaran en el festival de Coachella. La entrevista estuvo pensada para dar a conocer a una banda que viene creciendo sostenidamente, pero la buena noticia es que también tienen pensado visitar por primera vez nuestro país. Hay que agendar el 10 de mayo, porque ese día Allah Las se presenta en Niceto Club, en una fecha que podría cotizar mucho en el futuro. 

Yo ubicaría los discos de Allah Las al lado de bandas de los sesenta como Chocolate Watchband, The Association, Love o The Byrds, más que cualquier otra banda actual. Parece como si estuvieran refrescando el sonido californiano que fue un poco olvidado.

-Todas esas son bandas que escuchamos y nos inspiraron, pero hay muchas otras también. Son grupos que a los periodistas les recuerda al sonido de California, y ser comparados con ellos es muy halagador, porque ese sonido no solo se reduce a armonías y guitarras gangosas. Es un sonido que la gente no alcanza muy seguido a menos que sea de la Costa Oeste o viva ahí.  

En otro sentido, no pienso que sean una banda revival. Creo que son capaces de tomar las mejores referencias y crear sonidos nuevos en base a eso.

-Es así. La gente no suele reconocer que la música moderna tiene cualidades más viejas. Así como el R&B influyó en el hip hop, el disco en la música electrónica o los ochentas en el pop, toda la música tiene elementos del pasado.

¿Estás de acuerdo con Simon Reynolds cuando dice que la cultura pop tiende a mirar demasiado hacia atrás?

La cultura pop siempre estuvo atada al pasado, y eso no tendría que tener una connotación negativa. Es importante aprender del pasado y usarlo para crear algo único en tu gusto particular y tu estilo. Por ejemplo, recién estaba escuchando la radio y un profesor de música hablaba sobre cuánto toma la música trap [género derivado del hip hop, popularizado a principios de los noventa] de los beats del rap gángster, y cómo le da un pequeño giro nuevo.

Como empleados de Amoeba Music, habrán tenido acceso a una cantidad de música ilimitada. ¿Es difícil escribir música teniendo tantas referencias detrás?

Tener un rango amplio de música para inspirarse hace que componer sea más interesante para nosotros. Creo que si seguimos escribiendo nuevas canciones, se va a hacer evidente que nuestra gama de influencias es muy grande. 

Ustedes administran un blog [www.reverberationradio.com] en el que rescatan canciones de bandas desconocidas. ¿Creen que las nuevas tecnologías están ayudando a las bandas a competir con la industria musical?

¡Sí! En la música moderna, los méritos valen más que en el pasado, porque la tecnología permite a los artistas difundir su música de manera global con relativa facilidad. Los sellos y las radios siguen teniendo su nivel de influencia sobre lo que se escucha, pero los artistas independientes tienen más chances de pelear por un lugar ahora. 

¿Tienen referencias de rock argentino? 

¡Sí! Hay un montón de grandes artistas argentinos. Diggin Down Argentina Vol 2 tiene algunos temas buenísimos. No todos están en Youtube, pero acá va uno que me encanta: