El comunicador conduce MTV Fans en Vivo junto a Manu a Viale, con un formato digital y televisivo. En esta nota, habló sobre su hit periodístico con Justin Bieber, la conjugación de los medios y su rol como productor.

Lizardo Ponce es periodista y locutor, pero a la hora de definirse, abre el juego para un abanico de posibilidades, todas muy parejas entre sí. “Me resulta raro cuando una persona se autoproclama ‘influencer’. Yo me defino como periodista que utiliza las redes. Quizás trabaje como influencer pero porque las marcas te definen así. Lo que destaco de las redes sociales es la generación de contenido de calidad. Esa es la diferencia con la farándula. Me gusta más la definición de ‘generador de contenido’ y no ‘influencer’, porque no tiene que ver con tener miles de seguidores o la cuenta verificada. Cuando uno maneja sus redes sociales y su propio medio, garpa mucho la espontaneidad y el día a día. Creo que te conecta con los demás. Yo soy un pibe que me tiro en la cama, hago un vivo y charlo con la gente par a par y pasan cosas muy locas. Está buenísimo”, dice Lizardo. 

Sus primeros pasos en el mundo de la comunicación comenzaron en la radio. Tenía varios programas en su Córdoba natal. Después surgió la oportunidad de hacer televisión; atrás quedó la radio. “Me encantaría volver porque me encanta la radio. Siento que en algún momento lo voy a volver a hacer y por mucho tiempo”, dice. Ahora conduce ‘MTV Fans en Vivo’ junto a Manu Viale y es el nexo entre la televisión y las plataformas digitales ya que el programa se transmite, no solo mediante la tradicional pantalla de MTV sino que también a través de la app MTV Play y la de FWTV.

Algunos dicen que a la radio le queda poco tiempo de vida. ¿Qué opinás de este tipo de predicciones? 

-Hubo miedo cuando nació la televisión porque decían que la radio iba a desaparecer. Sin embargo, hasta el día de hoy seguimos escuchando radio, más allá de un montón de otras formas de comunicar. Me parece que hay gente para todo; que le gusta escuchar radio en el auto, y cada uno encuentra su momento, entonces no creo que se agoten los recursos. A mí me piden que abra un canal de YouTube y que haga podcasts, pero para mí está bueno enfocarse y hacer una cosa bien.

MTV Fans fue uno de los programas pioneros en detectar las plataformas digitales y en hacer los ciclos a través de internet. “Lo que pasa con ‘Fans’ es que la gente va armando el programa y sigue el rumbo del mismo. Era raro pensar que la gente iba a sentarse con la computadora a verlo, teniendo la televisión, pero apostaron a los fans y es un público hermoso que acompaña. MTV le dio el lugar a mucha gente que está surgiendo artísticamente en el país. Lo que me parece bien también es que no se quedaron cómodos en la plataforma digital sino que también valoraron la pantalla de MTV porque la tele está buenísima y la gente la sigue viendo. Hay que unir, más que enfrentar a los medios”, sostiene Lizardo.

¿Cuál fue el hit periodístico en tu carrera?

-Me pasó algo muy loco hace dos años, que me descolocó y ahí empecé a caer en lo que pasa en las redes. Yo estaba acostado haciendo un vivo en mi casa en Córdoba y entró Justin Bieber. Cuando veo que me habla, me quedé bloqueado. No pude hacer nada. En ese momento, cuando recién habían salido los vivos, estaban los ‘vivos destacados’ a nivel global, donde aparecían cinco o seis transmisiones populares que se estaban haciendo en el momento. Lo más loco es que las fans de Justin de Argentina empezaron a entrar cuando él ya se había ido y ellas después me mostraron que Justin había entrado a otros vivos y había comentado lo mismo que me había puesto a mí. Hasta me habló en español.


Además de periodista, comunicador, modelo, locutor e influencer de varias marcas, que lo eligen como representante de las mismas, Lizardo Ponce también juega un rol esencial en el papel de la producción. Él se encarga de elegir y de contactar a los invitados del programa. “Me dan mucho ese espacio y toman mis consejos. Soy de ponerme la camiseta del lugar en el que estoy y siempre estoy para lo que sea. Tuve propuestas para meterme en el lado comercial de una marca, pero no es el momento. Ahora mismo estoy en donde siempre quise estar”.