El grupo argentino radicado en Miami presenta 'La palabra', su segundo álbum grabado en los estudios de Alejandro Lerner.

El primer álbum de Literal, Seguro que lo conseguís, se grabó en un año, pero tardó más de siete en gestarse. El grupo que lideran Elías Perchik y Mati Linetzky dejó pasar esa cantidad de primaveras antes de grabar su primer tema original. “Tardamos mucho en componer nuestras canciones, porque disfrutamos de hacer covers. Pero después de un show en Palermo en 2015 hicimos un clic”, comenta al telefóno Elías desde Miami.

El grupo decidió refugiarse en los Estados Unidos hace un tiempo, aunque viaja muy seguido a Buenos Aires. Allí han sido teloneros de artistas como Alejandro Lerner y La Beriso. “Rolo es un capo total, me aconsejó en diferentes cosas. Todo el grupo tiene esa onda, la de poder ayudar en lo que sea”, comenta. En pleno boom latino, Miami es una de las embajadas estadounidenses para la música de J Balvin o Nicky Jam, aunque para Perchik todavía hay espacio para el rock. “Acá no se olvidaron ni de Soda Stereo ni de Los Enanitos Verdes. Además, La Beriso agotó su show cuando vino”.

A dos años de su ópera prima, Literal editó su segundo álbum de estudio, La palabra, 14 canciones grabadas en El Pie Recording Studios con las guitarras como protagonistas. “Nuestra base será siempre el rock. Eso no quiere decir que no me guste el hip hop, pero con nosotros habrá siempre guitarras”, cuenta, y luego agrega: “Tampoco estamos encasillados, nuestras melodías no dejan de ser pop y nos animamos a la balada”.

El álbum encuentra una rareza llegando al final: el track número 13, “Hagamos un dueto”, se desprende de la estética más rocker. “Por eso te digo que no estamos cerrados. Se me vino la melodía en Miami y la empezamos a desarrollar con la intención de que fuera algo para bailar”. De ahí que para el video llamaron a la bailarina y conductora Laurita Fernández, quien junto al actor Nicolás Riera son los protagonistas. “Dimos con Laurita por unos amigos en común, y cuando le contamos la idea se sumó enseguida. Estuvo genial”.

¿Por qué no empezaron a componer antes?

Estábamos cómodos con los covers, pero un día sentimos la necesidad de contar nuestras propias historias. Hoy, nuestras canciones son relatos de cosas que nos pasaron a nosotros o a amigos. Son todas cosas reales, sentimientos que cualquier persona puede transitar en su vida.

Han sido teloneros de La Beriso, pero también de La Oreja de Van Gogh, ¿cómo hacen para oscilar entre esos dos mundos?

Mirá, justamente, ese es nuestro punto diferencial. Podemos ir de lado a lado con nuestro repertorio, sin problemas. Se trata más de las canciones que del estilo que hagamos. Hacemos esto con mucha pasión, nos pone contentos que la gente disfrute. Solo queremos ser cada día más escuchados.