Con su primer álbum MAWZ, Mauro Monzón se consolida como hitmaker mientras en paralelo -y casi de casualidad- desarrolla una beta que lo acerca al gaming y a las nuevas plataformas de comunicación como Twitch

Mauro Monzón ha formado parte de la escena urbana argentina desde los comienzos de competencias de freestyle como El Quinto Escalón o God Level Fest bajo el A.K.A de Lit Killah. A lo largo de todos estos años, ha sabido batallar con referentes nacionales e internacionales tanto en territorio nacional como internacional, habiendo llegado a las plazas y recintos más importantes del freestyle en habla hispana.

El portal de oportunidades que abrió el freestyle en la Argentina hace ya más de 10 años continúa dando frutos en canciones, colaboraciones y una fraternidad de músicos que están convirtiendo las barras en estrofas. Ahora como LIT Killah, es una de las piezas fundamentales en el movimiento que además integran Trueno, DUKI, Ecko, Dani, Ysy A, G Sony, Frijo o el mismo Paulo Londra: “Los pibes que salimos de esa movida ya estamos en una posición en la que no solo estamos rapeando, estamos haciendo melodías y canciones directamente”, comparte.

Fuera del mundo de las batallas, LIT – como muchos le dicen – ha desarrollado una carrera específicamente musical a partir del 2017, donde lanzó sus dos primeras canciones: ‘Destroy y “Apaga El Celular” que al día de hoy cuenta con más de 110 millones de reproducciones en su canal de YouTube.

A los 22 años es reconocido como uno de los referentes del género urbano, mientras intenta no encasillarse en un mismo estilo, apelando a la mezcla de beats y la búsqueda de un sonido propio, algo que refleja su primer álbum de estudio, MAWZ, lanzado el 19 de agosto pasado a través de un evento especial junto a Spotify Argentina. “En este álbum las canciones no tienen un género. Si te ponés a escuchar atento, se puede encontrar electrónica, reggaetón, trap.. Quiero que la gente se pregunte qué está escuchando”, afirma.

El nombre del álbum tampoco fue elegido al azar. “MAWZ” viene de un juego de palabras que me gustaba hacer cuando graffiteaba. Es una especie de Mauro Monzón abreviado. En este trabajo cuenta con la compañía de artistas nacionales como Tiago PZK, en “Dame Una Night”; María Becerra, en “En La Oscuridad”; Duki en “Mala Mía”; Rusherking en “A Tus Pies” y Khea, en “Déjame Tranqui” – primer single del álbum y uno de los dos con videoclip oficial hasta la fecha –

Con el lanzamiento de MAWZ, el cantante oriundo de González Catán, logró que cuatro de sus canciones ingresaran al Billboard Argentina Hot 100. En contraste, confiesa que desde siempre, la voz representó su mayor inseguridad. “Si me preguntabas si me animaba a cantar hace cinco o seis años atrás te hubiera dicho que jamás, pero el freestyle me fue llevando”. Así, la improvisación le abrió un campo de oportunidades y hoy lo demuestra en canciones con números digitales que no dejan de sorprender.

Además, junto a Tiago PZK con “Entre Nosotros” lograron el primer lugar del chart por siete semanas consecutivas, siendo esta es la segunda vez que ambos artistas llegan a lo más alto, habiéndolo logrado meses atrás con el remix de “Además De Mí” junto a Rusherking, Khea, DUKI y Maria Becerra. Además, MAWZ fue elegido el Álbum Billboard de la Semana en la semana de su lanzamiento.

La celebración de este momento llegará en el Teatro Gran Rex los días 8, 9, 10, 12 y 13 de noviembre, en un show para el cual las entradas ya están disponibles a través de Ticketek.com.ar


Por Santiago Torres, Josefina Armendariz y Julián Mastrángelo

¿El álbum se llama MAWZ y a la vez te bautizaste como “L I T”?

Totalmente, LIT ya quedó como pauta personal. Me faltaba hace mucho tiempo una forma de decir mi nombre diferente como tienen todos. Y por otro lado, desde muy chico tengo memoria de hacer graffitis usando el nombre “Mawz”, que venía de Mauro Monzón. Quería jugar con mi nombre, empecé a usarlo de esa forma y hasta lo tengo tatuado en varias partes de mi cuerpo. Lo veo como un álter ego, usando de referencia el Slim Shady de Eminem, fue la manera de reflejar las dos personalidades, una antigua y una nueva.

¿El enmascarado en los videos es Mawz?

Claro, es él. Es un concepto que quería darle al álbum de un personaje nuevo. Siempre fui fan de los graffitis y las máscaras de gas, es más, la de los videos es mía. El fucsia y el blanco y el negro son mis colores favoritos, entonces este álbum es una manera de decir “tomen gente, este soy yo”.

¿Cómo describirías tu primer álbum?

El disco tiene 14 canciones, son bastantes. Siento que mi gente se merecía eso después de tanto tiempo. Dentro de la escena soy de los primeros pero de los que menos canciones tiene, sacaba una cada cinco o seis meses. Ahora estoy totalmente centrado en el estudio y con otra agilidad mental. Al intentar ser tan perfeccionista podía estar en el estudio mucho tiempo pero no sentía que todo fuese bueno. Hoy en día entro al estudio y en tres horas hacemos un tema que me encanta de verdad. Encontré una forma de hacer música que antes no tenía y eso hace que me sienta en mi mejor momento. Eso es lo que quería lograr. Igualmente, a pesar de los géneros y estilos diferentes, quise que todas las canciones tuvieran una unidad musical. Los flows y los cortes de los beats son todos iguales… Hasta las temáticas se comparten de una canción a otra. Siento que eso es algo muy difícil de lograr en un álbum.

¿Elegir a Khea y no a vos para el inicio fue adrede?

Esa intro estaba grabada por mí porque era un tema que hice yo solo. No tenía pensado meter a nadie pero a todos los pibes les pareció alto tema. Ahí dije “¿quién quedaría acá?”, y Khea fue el primero que se me vino a la cabeza. Le dije que quería que él cante la intro por muchos motivos. Que él abra el álbum sabiendo las peleas que tuvimos hace algún tiempo fue algo súper representativo.

¿Hacer un tema con Duki también?

La gente que sigue la escena desde hace mucho tiempo sabe lo que significa la unión entre Duki y yo. En ese tema hay más de tres géneros sin duda. El drop quizás es algo más reggaetonero, después salta a trap e incluso podés detectar algo de electrónica.

¿Es “California” tu canción más representativa?

“California” es el resultado de la búsqueda que tuve desde el primer día que hice música. Es una de las canciones que más me gustan del álbum, por no decirte la que más. Siento que es lo más cercano a crear un estilo. La gente que lo escucha no sabe bien qué género es y eso me encanta. Es una combinación que engloba y une todo. Siempre traté de inventar e ir por un lado en el que sienta que estoy solo, donde pueda combinar los diferentes sonidos que fui escuchando a lo largo de mi vida. Lo que intenté también es que el público pueda procesarlo, porque quizás uno prueba algo súper distinto pero la gente no termina de entenderlo.

¿Y María?

Qué decir de Mari… Es la uno de la Argentina. Tuve el honor de haberla invitado y que haya dicho que sí, la verdad es que la partió toda. Todos me gustan mucho porque de los 100 que hice seleccioné 14 que definitivamente son los mejores.

¿A qué le atribuis el éxito de Tiago PZK y que “Entre Nosotros” sume siete semanas en la cima del chart?

Tiago está volando, está loco. “Entre Nosotros” iba a ser un tema para mi álbum pero cuando intentamos grabarla con Big One no terminaba de convencernos. Como al tercer intento, Tiago buscó un beat de Internet y se puso a escribir algo mucho más sentimental y cuando me mostró la letra me di cuenta que estaba en otro nivel. Lo escuché y dije “este es el mejor tema que hizo”.

¿Por qué crees que el remix de “Además De Mí”, donde formaste parte, llegó al puesto número uno del Billboard Argentina Hot 100?

Esa canción la veo como el antes y el después de la escena actual. Es el sello del reencuentro y decir “mirá, si se juntaron ellos, todos se pueden juntar”. La gente no se esperaba que yo pudiera colaborar con Khea o Duki. Fue una verdadera sorpresa. Además el tema salió justo en la época en la que Tiago, FMK, Rusher y yo nos mudamos juntos, así que festejamos todos. Después nos invitaron al videoclip de “Wacha”. Fue un momento de unión que no se cortó nunca.

¿Qué opinas de quienes nombran al tema como el sucesor del remix de “Tumbando El Club”?

Ese fue un paso muy importante. Fue el primer junte de más de cuatro artistas y es algo que hay que aprovechar. Argentina, si lo comparás con otros países, tiene del uno al 20 en las listas los mejores artistas y siento que tenemos que aprovecharlo y estar juntos. En “Yo Sé Que Tú” también somos cuatro y hay varios temas listos que me recuerdan de cierta forma a la movida puertorriqueña o colombiana.


No solo ha logrado un lugar dentro del género urbano, sino que también, junto a los integrantes de “La Casa” – Rusherking, FMK y Tiago PZK – ha comenzado a desarrollar un camino dentro del mundo del streaming y los directos a través de plataformas como Twitch, en la que ya cuenta a día de hoy con más de dos millones de seguidores.

En un principio, lo que comenzó siendo como una conexión entre su faceta de artista y el público que lo acompañaba día a día, se convirtió en una forma de compartir su música antes de los lanzamientos oficiales y consultar con los oyentes qué era lo que más les gustaba de él.

El artista vio una oportunidad mientras se desarrollaba su serie ‘Madafaking Life en el videojuego GTA V, donde streamers y creadores de contenido de diferentes partes del mundo jugaban un papel individual dentro del mundo creado por LIT. Al momento de presentar “Nat Geo Remix”, single del que forma parte junto a Bhavi y Falke 912, utilizó esa serie dentro del videojuego para presentar la exclusiva, siendo transmitido en directo tanto por él como por los demás jugadores en ese momento. “Eso fue realmente flashero. En lo que hago trato de darlo todo, me gusta exprimirlo al máximo. Cuando crearon el servidor me dijeron que había una forma para poner videos de YouTube en el juego y al momento les dije “buenísimo, vamos a probarlo con el tema que saco”, afirma.

¿Fue idea tuya mostrar “Nat Geo Remix” en el GTA?

Eso fue realmente flashero. En lo que hago trato de darlo todo, me gusta exprimirlo al máximo. Cuando crearon el servidor me dijeron que había una forma para poner videos de YouTube en el juego y al momento les dije “buenísimo, vamos a probarlo con el tema que saco”.

¿Te ves como conductor en alguna plataforma más allá de tu carrera como cantante?

Nunca digas nunca, pero ahora quizás no estoy en ese “flow”. Incluso para hablar en serio a veces me cuesta, me pongo nervioso. Lo he intentado un par de veces pero no me siento cómodo, prefiero prender la cámara en streaming y “flashear” como lo hago cuando están mis amigos fuera del directo. Con FMK y Tiago estamos todos en la misma sintonía así que también nos gusta mucho que la gente se ría y disfrute con nosotros.

¿En el estudio estás con lápiz y papel, anotaciones del celular o haciendo freestyle?

Depende de la melodía que me bajan con el beat y la temática que acordamos voy sumándole letra con el bloc de notas.

¿Ahí está FMK también?

Él está en muchas ocasiones pero no siempre. Por ejemplo, “Entre Nosotros” fue un mano a mano entre Tiago y yo.

El tema con él es uno de los más “teens” de tu repertorio..

Totalmente. Tiene una onda Chainsmokers, Justin Bieber, DJ Khaled o Chris Brown. Es uno de los temas que más me gusta porque los dos dimos el 100% en todo momento. Estábamos re contentos cuando los hicimos. Enzo participó en la intro de “No Hables De Mí” y en el estribillo de la canción con Mari, me dio una mano grande.

¿Te costó mucho encontrar tu voz?

Sí, me costó demasiado. Mi mayor inseguridad en mi vida fue mi voz. No soy ni fui cantante nunca. Si me preguntabas si me animaba a cantar hace cinco o seis años atrás te hubiera dicho que jamás, pero el freestyle me fue llevando. Siempre amé la música pero no me veía cantando. La primera vez que me escuché con Autotune dije “ojo por acá, es algo nuevo esto”. Recién hace tres meses, cuando nos pusimos a trabajar en el álbum, pude decir finalmente “este soy yo”.

¿Extrañas “El Quinto Escalón”?

Claro que sí, “El Quinto” fue lo primero. Igualmente, si no hubiera terminado, pienso que la movida de la música no estaría tan elevada como lo está hoy en día. Cuando terminó, todos los que competimos nos quedamos diciendo “¿ahora qué hago?”. Yo seguía rapeando pero a la vez empecé a meterle a la música. Cuando saqué “Apaga El Celular” y la gente lo recibió tan bien sentí que estaban esperando algo más de mí.

¿Es por eso que “Sé Que No Te Gusta Estar So’” lo hiciste Freestyle?

Quise aclarar que era freestyle porque al final no lo parece. En ese momento agarré, me puse en el micrófono y les dije “quiero grabar una canción que sea freestyle, en una toma directamente”. En una sola pasada hice cuatro minutos de canción y en dos horas estuvimos cortando, seleccionando y editando las partes buenas. Necesito decir que es freestyle porque creo que los pibes que salimos de esa movida ya estamos en una posición en la que no solo estamos rapeando, estamos haciendo melodías y canciones directamente.

¿Cómo te llevas con los fandoms?

Lo vivo como lo viví siempre en mi vida normal. No estoy tan pendiente de ello. En Instagram llegó un momento en el que era imposible responder todos los mensajes, me gustaba hablar con la gente que me tiraba buena onda, pero ya no pude.

¿Cómo manejás la ansiedad de la presentación en el Gran Rex?

Hace un montón que lo vengo esperando. Rusher ya empezó con los shows, Maria también… Quiero esperar a hacer la presentación del álbum de la mejor forma.

¿Analizás tu evolución musical en estos años?

¡Claro! Si escuchas ‘Destroy” te encontrás con un tema rapeado que no tiene nada que ver con “Apaga El Celular”, que fue algo más comercial y mucho más cantado; después llegó “Bufón” con algo de Dubstep y siendo una mezcla de los dos anteriores; “También” como algo más tropical… Me gusta probar mucho y jugármela. El álbum tiene una unidad de sonido que marca el estilo que busco pero todos los beats y todos los temas son muy distintos.

¿Cuáles son tus colaboraciones soñadas?

Te puedo decir tres: Daddy Yankee, que pienso que todos los que estamos en la música lo consideramos un referente; Eminem, que es otro nivel pero por soñar soñamos alto y Skrillex, siempre me gustó llevar los beats de Dubstep al mundo del rap y el hip hop.