El artista presentó recientemente "Si Nos Pasamos De Tragos", junto al pionero del reggaetón Tito el Bambino

Luego de varios lanzamientos como su más reciente sencillo “Pura Falsedad”, Lenny De La Rosa se une al pionero del reggaetón Tito El Bambino para presentar “Si nos pasamos de tragos”, tema que llega fusionando sonidos tropicales con el pop urbano. Lanzada bajo el sello de Rouvroy Entertainment Inc., la canción ya está disponible en todas las plataformas de música digitales y el video en el canal de YouTube de Lenny. 

El tema fue producido por el productor colombiano El High y compuesto por ambos artistas. Por su parte, el video musical estuvo bajo la dirección de Ricardo Agudelo y se filmó en Puerto Rico. En un ambiente tropical, de fiesta y alegría, los artistas coquetean con un par de mujeres cuya belleza les hace preguntarse qué pasaría “Si nos pasamos de tragos”. Entre miradas, bebidas y baile, este tema podría convertirse, sin lugar a dudas, en el próximo himno del verano ya que te invita a pasarla bien.  

¿Cómo estas Leny?

Muy bien, a nivel musical estoy trabajando en “Pura Falsedad”, “Brujería”, “Si “Nos Pasamos De Tragos”… Son canciones bonitas que van saliendo de momentos bien lindos, creativos y con diferentes productores a nivel internacional. Todo eso desembocó en este último sencillo “Si nos pasamos de tragos”, junto a Tito el Bambino, que todo el mundo sabe que es una gran personalidad del mundo de la música urbana. Este es un paso muy importante en mi carrera y estoy aprendiendo y disfrutando mucho en el proceso.

¿Sentís que tus canciones son reflexiones de tu vida amorosa?

Así es, las canciones son como los capítulos de una serie, yo creo que en una canción debes contar algo extraordinario. Debe haber drama y sensaciones como estas, no siempre las canciones son autobiográficas pero si siento que deben tener ese toque de profundidad y picardía.

¿Sentís que el ritmo es lo primero que te representa?

Totalmente, yo soy un percusionista graduado de la Escuela de Música de Cuba y además al nacer allá, ya estás en contacto con el ritmo desde pequeño en la calle, jugando, comunicándose… En Cuba tenemos un acento musical y a mí eso me interesó desde niño. Mis papás se dieron cuenta de eso también y me mandaron a estudiar música. Luego de graduarme viaje a México, donde estudie actuación y fusioné esas dos cosas para hacer teatro musical, telenovelas y todo este tipo de cosas que me dieron las herramientas para hoy tener mi carrera solista.

¿Cómo fue hacer ese zigzag de géneros entre colaborar con Gloria Trevi y después con Tito el Bambino?

Ha sido un proceso, yo creo que hay un talento en la vida que es poder leer tu vida, tener esa inteligencia del día a día, saber por dónde te está llevando el universo y poder conspirar con él a tu favor y creo que he sido así al llegar a México siendo músico porque se me abrieron las oportunidades de estudiar para ser actor.

Hice un casting y entré a la escuela de Televisa donde terminé mi carrera como actor y deduje que eso me serviría para mi carrera como músico, por lo que terminé haciendo telenovelas, generando nuevas oportunidades en el teatro musical, de lo que suelo renegar diciendo que me alejó por un tiempo de mi camino musical, pero en realidad creo que me ayudó bastante y estoy bien contento porque se dieron los factores para que yo pueda tener hoy mi carrera como solista.

Si te llaman para Greys, El rey león y demás, ¿podrías hacerlo?

Tanto Hollywood, como las telenovelas de México y las series de Netflix suelen buscar los estereotipos, la industria los necesita. Me pasó de entrar a castings y que al verme ya sabían que el personaje iba a ser mío porque cumplía con el estereotipo, eso me ha ayudado bastante en mi carrera a nivel actoral, en cuanto a mi carrera musical puedo decir que cuando canto también estoy actuando porque hay que interpretar y trasmitir la letra.

¿Cuál es el legado que te dejó Gloria Trevi?

Con Gloria fueron años de giras internacionales, fuimos a parar a Viña del Mar, a Estados Unidos… Estar de tour en autobús como se hacía antes, ir de ciudad en ciudad y creo que ahí ella me dejó el aprendizaje, el profesionalismo con que se debe enfrentar esta carrera y el sacrificio que conlleva, porque quizás la gente no lo ve, pero si no estás componiendo estás en rueda de prensa, en clases de canto, haciendo ejercicio para mantener la imagen… Son muchas cosas, es una locura, una carrera muy sacrificada, si de niño me decían que sería así quizás no la hubiera elegido pero lo importante es que al final vale la pena y eso me llevo, Gloria tiene muchos años de carrera y muchos éxitos, pero sigue enfrentando cada show como si fuera la primera vez, con la misma intensidad, con la misma entrega y el mismo profesionalismo, trato de ser así en cada uno de mis pasos.

¿Cómo fue trabajar con Tito el Bambino?

Si tuviera que ponerle una definición a Tito seria alegre, es un tipo con una energía muy alta, vibra en distinta frecuencia y eso te sirve un montón en la vida; nosotros coincidimos en el estudio, nos presentaron la canción, la grabamos y luego hicimos el videoclip donde Tito estuvo súper enérgico siempre, quisimos reflejar eso para que la gente se olvide un poco de lo que estamos viviendo y creo que pudimos lograr un videoclip muy lindo.

La música, ¿te embrujó o te hechizó?

La música me embrujó desde niño, desde que usaba el cepillo de pelo de mi mamá como micrófono y usaba las ollas como batería, mis papás me motivaron a tomármelo en serio y gracias a eso esta carrera me ha dado las mejores cosas de mi vida.