Es una banda de indie rock de Caballito que empezó a fines del 2011, integrada por Anabella Cartolano (voz y guitarra), María Zamtlefer (voz y bajo), Micaela García (batería), Nina Carrara (teclados, percusión y coros) y Pablo Kemper (voz y guitarra). Su primer EP, El disco suplente, lanzado bajo el sello Laptra, salió a los pocos meses, y sus melodías eran tan pegadizas que Santiago Motorizado –el bajista y cantante de Él Mató a un Policía Motorizado– los eligió como Banda Revelación del 2011 en las encuestas del NO (suplemento de Página/12), y a partir de allí consiguieron su lugar en el Centro Cultural Konex, apañados por el “visto bueno” de Él Mató… “Nos ayudó mucho encontrar un lugar en la escena para tocar con bandas que siguen más o menos el mismo estilo que nosotros”, cuenta Cartolano. “Eso nos permitió ser vistos por gente que quizás iba a escuchar a otra banda, pero que tiene un gusto acorde a lo que hacemos”, explica. 

Este año lanzaron su primer disco de estudio, homónimo y repleto de baladas entrañables, que los posicionó en un lugar de seguridad y prestigio. “Fue un resumen de casi todo lo que habíamos hecho hasta el momento –cuenta la cantante–; eso nos va a permitir ser bastante libres en cuanto al próximo disco, que seguramente tenga un cambio en el sonido, quizá un poco menos limpio que el anterior”. 

Artículo publicado originalmente en la edición impresa de febrero de 2015.