Uno de los fundadores del rock nacional va ser operado del corazón. Lo confirmó su pareja, Alexandra Deluca.

Litto Nebbia comenzó una odisea el pasado 30 de noviembre, cuando un malestar físico desencadenó en una suspensión de una fecha en el Uruguay. Así lo relató su compañera Alexandra Deluca, a través de la cuenta oficial de Facebook del músico. “Comenzó con un virus que se convirtió en una gastroenterocolitis que, por suerte, después de unos días de tratamiento, pudimos superar. Luego de los shows de Medio & Medio en Punta Ballena nos dirigíamos a Montevideo para el concierto tan esperado en la Sala Zitarrosa… pero Litto ya no se sentía bien. No sabíamos si eran secuelas de lo anterior, o una intoxicación, o una infección… de médico en médico, de clínica en clínica. Corrían los diagnósticos, los médicos, y Litto seguía sin sentirse bien”.

El 14 de enero, Nebbia decidió levantar el show en Montevideo. “Se esforzaba en tocar la guitarra en el cuarto del hotel, su voz apenas se escuchaba, y decidió por primera vez en toda su carrera, y con todo el dolor de su alma, suspender un concierto. Y yo acompañé esa decisión, obviamente, viéndolo sufrir y tan apenado por los uruguayos y argentinos que tanto lo esperaban, apenado por su adorado amigo, Atilio Pérez da Cunha, el gran organizador de este evento y su gran amigo de toda la vida, por su talentosísima amiga Mariana Ingold, (que iba a compartir escenario) y por tanta movida que implicaba hacer un concierto en otro país… pero Litto no podía mantenerse en pie”, escribió Alexandra.

Nebbia volvió a Buenos Aires el 16 de enero. Se sometió a más análisis y más consultas de médicos, pero nadie podía brindar un diagnóstico certero. Al día siguiente fue internado por una presunta neumonía, pero también se descartó esa hipótesis. Finalmente, se supo que Nebbia había sufrido un infarto asintomático y que hoy será operado del corazón. Alexandra agradeció a todos sus fans por las buenas energías y comentó que en su última visita a terapia intensiva, Nebbia le dijo, sonriendo y guiñando un ojo, “todo va a estar bien, linda”. Que así sea.