Los uruguayos presentaron su último trabajo, “Érase...”, con dos shows memorables en el Luna Park.

No cabía ni un alfiler en el estadio del microcentro porteño. Banderas de Peñarol y de Uruguay flameaban entre los fans y a pocos días de la llegada del invierno, el Luna Park pareció una apacible noche de verano en alguna playita de Rocha.

La Vela Puerca vino a presentar a tierras argentinas su octavo disco, Érase… (editado el año pasado), como parte de su tour de 2015, que incluirá shows en Córdoba el próximo viernes 19 de junio, en Paraná el 20 y otro Luna Park el 10 de julio, además de dos fechas en Rosario y La Plata, para octubre y noviembre.

En total fueron treinta canciones, incluyendo casi todas las del nuevo disco, que avivaron una marea humana de pasión y sudor. El escenario, fiel a la estética del último trabajo, apareció decorado con estantes llenos de libros y hasta una lámpara de pie que se prendía y apagaba según la canción.

Además de los temas del nuevo disco, la banda repasó clásicos de su discografía como Sobre la Sien, La Teoría y Polidoro (de Piel y Hueso); De atar, Clarobscuro, Un frasco y Va a Escampar (de A Contraluz) y los resonados Contradecir, Por la ciudad y Profeta (de De Bichos y Flores).

Ernesto Tabárez, Juan Casanova, Gabriel Peluffo y Fernando Ruiz Díaz (Catupecu Machu) fueron los músicos invitados, y de teloneros estuvieron Riki Musso y sus Fabulosos y Los Formidables (el viernes); y los ETÉ & the Problems (el sábado), una banda que merece la atención.

Fotos: Gigriders