También cantó junto a Ringo Starr y ¿tuvo una aventura con James Blunt?

Carrie Fisher, la actriz que encarnó el legendario personaje de la princesa Leia en la saga Star Wars, murió el 27 de diciembre, cuatro días después de haber sufrido un infarto en un avión. Tenía 60 años.

Si bien algunos de sus trabajos en el cine y en el teatro involucraron cantar –tenía 15 años cuando participó en el musical de Broadway Irene en 1973; interpretó Life Day en Star Wars Holiday Special en 1978; y en 2010 ganó el Grammy al Mejor álbum hablado por la adaptación de su libro Wishful Drinking−, su carrera estuvo alejada de la industria musical la mayoría del tiempo. Sin embargo, sus relaciones (profesionales, amorosas, personales y familiares) se mantuvieron en contacto con numerosas figuras del mundo del pop y del rock.

Una lista de algunos artistas que pisaron fuerte en la vida de Fisher:

Eddie Fisher y Debbie Reynolds

Los padres de Carrie Fisher no eran extraños para los charts de pop. Aunque la carrera de su padre, Eddie Fisher, fue antes de la existencia del Billboard Hot 100, tuvo varios éxitos a principios de los años 50, incluyendo Wish You Were Here, Oh! My Pa-Pa y I Need You Now. Y su madre, Debbie Reynolds, cuya carrera despegó de la mano de su papel protagónico en el musical de 1957 Singin’ in the Rain, tuvo un hit propio en 1957, Tammy, que fue nominado al Oscar como Mejor canción original. El tema fue compuesto para la comedia Tammy and the Bachelor. Fisher y Reynolds se divorciaron en 1959, en medio de un escándalo −la separación fue para que Fisher se case con Elizabeth Taylor, viuda de su mejor amigo−.

Paul Simon

Quizás el músico con el que más se asocia a Fisher es Paul Simon, cantautor y dos veces ingresado al Salón de la Fama del Rock N’ Roll –una vez como solista y otra como parte de Simon & Garfunkel−. Simon y Fisher tuvieron una relación intermitente durante décadas. Incluso, estuvieron casados por casi un año a mediados de los ’80, y siguieron saliendo después de su divorcio en 1984. Fisher participa del videoclip de la balada Rene and Georgette Magritte with Their Dog after the War y también se dice que inspiró el título del álbum, Hearts and Bones [Corazones y huesos]. “Fue muy doloroso no haber sido capaces de hacerlo funcionar”, le dijo ella a New York Times en 2012, en referencia al romance.

Ringo Starr

Fisher coprotagonizó la película para televisión Ringo, transmitida por la NBC en 1978. Era un proyecto en el que el rol principal era interpretado por Starr –que hacía una versión exagerada de él mismo y de su ficticio hermano gemelo-. Fisher encarnaba a Marquine -la novia del gemelo- y cantaba a dúo con Starr You’re Sixteen (tema que llegó a lo más alto del Billboard Hot 100). “Carrie Fisher fue una gran fan de Ringo, y no podía esperar a hacerlo”, le dijo el director Jeff Margolis al escritor Michael Seth Starr en la biografia Ringo: With a Little Help (2015).

James Blunt

La conexión menos esperada de Fisher con el mundo de la música fue su relación con James Blunt, que pasó cuatro meses en la casa de Fisher durante la grabación de Back to Bedlam. Nunca estuvo muy claro que pasó y la actriz insistió en que nunca fue una relación sexual, sino terapéutica: “Me convertí en su psicóloga −le dijo a Vanity Fair en 2006−. Entonces hubiese sido poco ético dormir con mi paciente”.

Dan Aykroyd

A pesar de que Dan Aykroyd es más conocido por ser actor (Ghosbusters, Saturday Night Live y Trading Places), también tuvo una breve carrera como uno de los Blues Brothers, cuyo álbum Briefcase Full of Blues llegó a la cima del Billboard 200 en 1979. Fue en 1980, en el set de filmación de la película de los Blues Borthers, cuando Aykroyd le propuso casamiento a Fisher −con quien estaba saliendo−, después de salvarla de que ahogue con una col de brusela. Se comprometieron, pero Fisher canceló todo antes de la boda: “Teníamos los anillos y toda la bola –le confesó a The Chicago Tribune en 2008−. Pero volví con Paul Simon”.