La compositora venezolana publicó su más reciente canción, dedicada al amor a distancia.

La nueva canción de Michi Sanz es una fusión de ritmos pop , r&b y soul. “+58” es una canción que nace de experiencias personales con una relación a distancia.

El nombre surge porque +58 es el prefijo obligatorio para realizar llamadas telefónicas desde cualquier país a Venezuela. La letra es geniuna y es capaz de transmitir lo que se siente tener que dejar a alguien que se ama cuando se emigra de un país.

Con este tema, la artista desea sumar algo positivo a la industria musical y a todas las personas que sigan su carrera, como cantante y compositora.

El encargado de la producción fue Daniel Pinango “Dango”, el ingeniero de mezcla Redemm y fue masterizada por Ricardo Sangiao. La composición estuvo a cargo de la misma cantante junto a Daniel Pinango, Eduardo Atria , Darian Castillo, Fabrizio Antoniello y Mariana Alianiello.