El cantante ya tuvo diversos accidentes sobre el escenario. Pero él se ríe de sí mismo, y decidió contratar a un doble de riesgo para engañar a los fans.

El líder de los Foo Fighters no es inmune a lesiones sobre el escenario: ya se rompió la pierna durante un show en 2015 en Suecia y casi se parte la cara de una caída hace un mes. Ahora, Grohl ha decidido usar su torpeza recurrente para hacerles una broma a sus fans.

Foo Fighters hizo su regreso a Suecia el martes 5 de junio, y su show empezó en el estadio Ullevi de Gotemburgo con una especie de recreación: cuando la banda llegó al escenario, el doble de riesgo de Grohl tomó el lugar de la estrella de rock, sin que el público lo sepa. El impostor no tuvo mucho tiempo para rockear con la guitarra antes de que se caiga del escenario –y aterrizó sobre unas colchonetas escondidas debajo–. Por suerte, el verdadero Grohl asumió su lugar correspondiente con los huesos intactos, revelando así que el impostor era solo un doble de riesgo. Mirá el video: 

 

Inte den här gången Göteborg

Una publicación compartida de Foo Fighters (@foofighters) el 5 Jun, 2018 a las 6:30 PDT