La particularidad de Kongos es que está conformada por cuatro hermanos, hijos del sudafricano John Kongos, un renombrado músico de la década del 70. Próximos a presentarse en el Lollapalooza, y con sideshow propio (el 23 de marzo, gratis en el Parque Centenario), hablamos con Jesse, encargado de la batería, percusión y voces. 

Para aquellos que no los conocen. ¿Quiénes son los Kongos?

Somos un grupo de cuatro hermanos con influencias musicales de muchos lugares, pero esencialmente, somos una banda de rock. Todos componemos, así que en algún punto es como si tuviéramos cuatro estilos diferentes. No nos interesa tanto ser populares, si la gente encuentra nuestra música entre la gran cantidad que hay, ya eso es grandioso. 

Crecieron en una casa con un padre músico. ¿Qué cosas escuchaban de chicos? 

En mi casa había una colección enorme, y además, siempre escuchábamos la radio. La música era como el aire en casa, estaba en todos lados. Sonaban desde The Beatles a la opera Puccini, pasando por los Stones, Joni Mitchell, Stevie Wonder, música tribal, sudamericana, pakistaní… un abanico extenso. Toda esa combinación musical se fue quedando en nuestros cerebros y, eventualmente, formó parte de nuestro sonido y de la manera en que hacemos nuestra música.

Ustedes nacieron, crecieron y vivieron en tres países de culturas diferentes (Londres, Sudáfrica, y Estados Unidos) ¿Cómo influyó toda esta mezcolanza cultural en su música? 

La mayoría de nosotros nacimos en Londres y nos mudamos de muy jóvenes a Sudáfrica, en donde estuvimos en contacto con las diferentes culturas y subculturas de ese país. Luego nos establecimos en Phoenix (Estados Unidos). Todos son lugares muy diferentes, con modos muy distintos de vivir, como también la música y la cultura popular de estos países son muy diferentes. Creo que definitivamente esto influyó en nuestro sonido. Es una de las claves de nuestra música. Vivir en estos lugares tan diferentes incidió bastante en nuestro sonido, pero como te dije antes, realmente nuestra mayor influencia fue la enorme colección de discos de nuestros padres. 

Muy pronto van a tocar acá, en el festival Lollapalooza. ¿Qué clase de show vamos a ver? ¿Qué saben de la Argentina? 

Estamos muy emocionados por tocar en su país, sobre todo para un festival tan importante como el Lollapalooza. Van a ver un show típico de Kongos, lleno de energía y emoción. De Argentina sabemos algunas cosas porque uno de mis hermanos tuvo una amiga argentina y le contó mucho sobre el país, así que estamos con muchas ganas de conocer más. 

Habitualmente, los hermanos pelean mucho por cuestiones triviales. ¿Cómo funciona la dinámica de Kongos en lo que respecta a las decisiones musicales? 

Afortunadamente, tenemos las mismas peleas que todos los hermanos por cuestiones triviales, pero en lo que respecta a la música, somos muy respetuosos. Cada uno de nosotros escribe por separado, pero a la hora de grabar y producir las canciones, colaboramos entre todos. Cuando es necesaria una última palabra, le damos el poder de decisión a quien sea que haya escrito la canción. Entonces se convierte en un trabajo democrático, con un dictador ocasional.