Kike Passo se enlazó con Billboard para hablar acerca de su nueva etapa como solista, la cuarentena y sus planes para el futuro.

El ex integrante de Místicos comenzó su carrera solista con “La Vertical”. “Tenía un vacío increíble, una incertidumbre bastante lógica. Hay un montón de canciones, hablo de vamos o estamos porque me acostumbro a hablar en equipo”, comenta.

¿Cómo vivís estos días?

Con mucha inquietud musical, seguimos preproduciendo nuevas canciones que van a subir pronto. Ahora contentos con “La Vertical”, así que contento con eso. Tenemos nuestros dilemas humanos, pero hay que seguir adelante. 

¿Cómo surgió esta nueva etapa?

La verdad es que venía parado un par de años luego de sacar el último disco con la banda, con Místicos. Había algo que no estaba bien adentro mío, no me encontraba. Gracias a esa búsqueda, esa tracción en la que uno busca cosas, dio que un día suene el teléfono  y Javier Weyler (Ex Stereophonics) me invite a una Masterclass en El Pie (Estudio). Ahí fue cuando le dije: “Che, mirá, tengo un par de temas y quiero hacer algo”. Y me dijo que arranquemos a laburar, ahí faltaban dos meses para que llegue. Así que empezamos a laburar de forma virtual. En “La Vertical” faltaban algunas cosas, letras, etc. EMpezamos a trabajar y llegado diciembre del año pasado no pudimos grabar por un tema de agenda de él. Ahí me frustré y putié. Ahí empezó a salir la letra, las adversidades, seguir adelante. Ahí hablé con el Panza, de Babasonicos, y me invitó a grabarlo. Ahí armamos una banda, finalizamos las letras, me orientaba palabra por palabra para que quede más fluido. Un aprendizaje con unos monos increíbles. Ahí llamamos a la selección: Felipe Barroso, Mauro Conforti, Joaco Carámbula, varios. Ahí fuimos a Spector a preproducir y después nos metimos en Juno y lo agarró Gustavo Iglesias, Pato Sardelli.

Vi que estuviste por las radios, paseando el tema…

Sí! Fue algo muy loco lo de las radios. El tema lo teníamos desde abril, el master de Pato Sardelli. Ahí todo se empezó a dar, después de que nos enteramos que íbamos a abrir un show de Tokyo Hotel y se suspendió. Pero yo seguí, me puse a la par de lo que pasó y salí adelante. Le había enviado un mail a Dieog Pozzo a ver qué pensaba del tema. Ahí vi el tema adelantado en La 100 y no estaba ni registrado. Ahí arrancó el quilombo, le pusimos fecha para agosto. Fue como un equilibrio de lo esperado y lo inesperado.

Es lo primero que hacés como solista…

Sí! Me costó mucho poner mi nombre, siempre era con Místicos, 24/7 siempre dándole con eso. Sin desmerecer a los demás, me mandé solo y armé lo mío. Todo lo que construí estos años con la banda lo plasmé acá y se dio así. 

¿Qué difiere ir solo de ir en grupo?

Y, en verdad el proceso cambió. Antes tenías como unas colaboraciones con personas cercanas, buscabas los arreglos ahí. En el primer disco  teníamos a los maestros cerca, el segundo ya lo hicimos nosotros y cambiaba. Antes era agarrar la guitarrita, cantar arriba del acorde… Acá no, la melodía que nacía y después buscaba la música. Primero buscaba la música. Para no estar tan atado al acorde, sino para liberarme un poquito más.

¿Sentís que la presión del oyente es la misma?

No hay una relación así… es un proceso. Ahora es un ciclo nuevo y yo lo siento así. Si gusta, gusta, sino seguiré igual. No soy muy de planificar, me gusta hacer y si si repercute en el otro está bien. Uno habla de uno o de un personaje y el oyente acompaña. Tampoco éramos muy masivos con Místicos, tocamos en lugares copados, pero era un público de otras bandas quizás. Siendo sincero. Entonces es como que el oyente quizás conoce más a Kike Passo y después a Místicos o vicecersa, nunca se sabe. Hoy más que nunca. 

¿Qué estuviste haciendo en este tiempo de transición?

Mirando un poco el techo, acomodándome, puse música en muchos lugares de Buenos Aires, trabajé en una producción musical de un amigo. Era como cuando un actor no hace nada, disfruta el ocio. Después tiene 6 meses al palo, después nada. Estaba buscando “La Vertical” o los temas de ahora. 

¿Qué sigue después de este single?

Tenía un vacío increíble, una incertidumbre bastante lógica. Hay un montón de canciones, hablo de vamos o estamos porque me acostumbro a hablar en equipo. Vamos a sacar una canción más antes de fin de año y el año que viene un disco. Seguramente viajaremos al exterior si todo sale bien.