El exmiembro de Big Time Rush apuesta a su propio proyecto, Heffron Drive, y se distingue del mundo del pop, alegando que lo suyo es rock ‘n’ roll que “viene del corazón”. Se presenta el 5 de noviembre en Niceto.

Kendall Schmidt no es ajeno a la industria del pop manufacturado. Después de todo, fue parte de Big Time Rush, la boy band multimedio de Nickelodeon. Dicho esto, parece que capitalízó sobre esos años y los usó como punto de apoyo para su propio proyecto, Heffron Drive, que maneja junto con su amigo de la infancia Dustin Belt. “Hace más de diez años que estamos haciendo música juntos”, dice.

Si bien tienen un solo un álbum, Happy Mistakes (2014), Schmidt revela que hay mucho más por venir. “Vamos a hacer un par de canciones nuevas que todavía no salieron. Queremos que sea rock ‘n’ roll de la vieja escuela”, afirma.

Heffron Drive se presentará el 5 de noviembre en Niceto Club, en el marco de su One Way Tour. 

Tenés una gran base de fans gracias a Big Time Rush, pero este es tu propio proyecto. Contame de Dustin.

Dustin es la primera persona con la que hice música. Empecé a tocar la guitarra a los quince, dieciséis, y él me ayudó. Practicamos juntos, aprendíamos canciones y tocábamos covers de nuestras bandas favoritas. Y después empezamos a componer nuestras propias canciones, con Dustin como guitarrista principal y yo como vocalista y productor. Hicimos un par de temas en 2007 y los pusimos en MySpace. Como estábamos en esa red, necesitábamos un nombre, y como ambos vivíamos en la calle Heffron Drive, decidimos usarlo. Después armé Big Time Rush, pero lo que mucha gente no sabe es que Dustin tocó con nosotros. Necesitábamos un guitarrista. Él tocó con nosotros en todos los shows que hicimos. Incluso cuando dejamos de tener una banda e hicimos los shows acústicos. Hasta el final. Así que Dustin y yo estamos tocando hace más de diez años.

¿Cómo se preparan para la gira?

Estamos con el mismo bajista que trabajó con nosotros en las últimas dos giras, y ninguno de nuestros bateristas estaba disponible, así que vamos a traer a un amigo nuestro. Estamos muy entusiasmados. Viene de Suiza, y va a venir para estos shows. Va a ser súper rock ‘n’ roll. Vamos a tocar música nueva, probablemente hagamos un par de canciones que todavía no salieron. Queremos que sea rock ‘n’ de la roll vieja escuela, enfocarnos en la música. Incluso estamos armando un show de luces, programadas con la música. Va a ser superépico. Todo lo que hacemos viene del corazón y es casero, y creo que se nota.

¿Por qué decidiste hacer música de guitarras en esta era de computadoras, Ableton Live y baterías programadas?

Hay muchas razones. Tengo mi propia opinión personal sobre la música hoy. Siento que todo suena igual. Hay un par de canciones que se destacan y suenan originales. Como la nueva canción de Rihanna, Wild Thoughts. Me sorprendería que alguien piense que ese tema no sería exitoso. Están usando una frase de guitarra de Carlos Santana [Maria Maria], que fue uno de los hits más grandes del mundo. Después ponés a alguien como Rihanna arriba, y en lo que a mi respecta, el tema puede ser absolutamente horrible, pero se va a vender igual. Así que, como hay tanta competencia y, en mi opinión, no tanta originalidad en ese estilo de música, desde Heffron Drive creemos que si somos honestos tendremos más posibilidades de ser escuchados. Entonces, por eso elegimos hacer música real, con instrumentos reales, mensajes que digan algo en serio. Y si nos toma más tiempo para llegar, lo hacemos igual. Nos enorgullece nuestro trabajo. Supongo que podemos decir que somos bastante testarudos y sesgados.