"Ahora solo quiero ser yo misma", agregó.

Durante un evento maratónico de livestream el fin de semana, Katy Perry se sinceró y contó haber tenido pensamientos suicidas: “Me avergüenza haber tenido esos pensamientos, haberme sentido tan mal y tan deprimida”, dijo el sábado 10 de junio en YouTube, en una sesión muy emotiva con Siri Singh de la serie de Viceland, The Therapist.

La estrella pop ha estado haciendo sesiones de livestream desde el viernes, mostrándole su vida a cualquiera que tenga una conexión a Internet; estuvo haciendo yoga, organizando cenas, durmiendo, maquillándose y cantando, por supuesto.

Hasta el domingo, los 60 minutos más reveladores del evento de cuatro días titulado Katy Perry – Witness World Wide fue su momento con Singh. Perry le dijo a Singh que le cuesta lidiar con su fama, contó que tuvo pensamientos suicidas en el pasado y reflexionó sobre el desafío de ser ella misma mientras promociona su imagen pública y cómo vive “bajo un microscopio muy loco”.

“A veces quiero ser Katheryn Hudson [su nombre real] y dejar de lado a Katy Perry… y eso es un poco la razón de porque me corté el pelo, porque quiero ser yo misma”, dijo.

El evento de YouTube es un segmento de promoción de su nuevo álbum Witness. El livestream termina con un concierto gratuito para mil fans el lunes en Los Ángeles.