El presente de “La Princesita” la encuentra produciendo un nuevo disco, como jurado en Cantando 2020 y con deseos de producir un musical.

“Estoy más creativa que en otros momentos, con mucho tiempo al pepe en casa. He escrito muchas canciones. Busco mucho autores que por ahí no son conocidos pero que crean lindo, entonces por ahí me mandan mensajes por Instagram, les respondo y me encuentro con canciones copadas que elegí y ya tengo más o menos un disco armado. Tengo muchos proyectos, tenía muchas ganas de producir más para el lado del musical”, dice la Princesita.

Hay muchas fiestas provinciales en todo el país y muchos no saben que algunas tienen una convocatoria impresionante ¿Cuál es la que me gusta?

Sí la verdad que sí y vos sabés que si tenés que elegir una es difícil porque todos tienen su encanto, el público hace mucho la diferencia con su distinta forma de expresar su cariño. Algunos son más eufóricos, otros son más de aplaudir… así que todos tienen algo lindo. No sé, no sabría elegir uno.

Los Palmeras nos decían que ahora los festivales y las fiestas populares integran todos los géneros pero siempre tiene que cerrar alguien tropical o de la música popular…

Si alguien de la cumbia o alguien de los que suenan mucho en el momento que se pone muy de moda y que convocan mucho. La gente agradece cerrar estas fiestas que a veces duran muchos días con algo que les genera alegría.

¿Con todo el repertorio que fuiste sumando en estos años en qué genero te ubicás?

A ver, soy una cantante que pertenece al género de la cumbia tropical pero que en mis shows hay de todo, hay momentos de baladas, otros en los que canto tangos y folklore. Más que nada porque yo vengo del karaoke y pasaba por todos los estilos musicales y la verdad es que siento mucho cariño por eso y es como que no me termino de despegar.

¿Es un mito que eras fanática de los karaokes y empezaste así tu carrera?

En realidad yo era la que organizaba los karaokes, me contrataban. En realidad era de un amigo de mi papá que ya no está con nosotros Cacho Ávalos, él era un señor y yo tenía 15 años. Entre los dos decíamos muy buenas noches, rompíamos el hielo empezábamos a cantar e invitábamos a cantar a la gente. No es que yo iba a cantar a los karaokes.

Me imagino una playlist con el cancionero popular argentino

Empezábamos con “Si tú no estás” de Rosana, y mucho latino, Marcela Morelo, Fabiana Cantilo y algún que otro blues y después ya está, la gente ya estaba tomada. Ya eran los Piratas de los Auténticos Decadentes.

¿Hay una batalla ganada respecto al “bullying” que sufría la cumbia hace 20 años?

Sí, me parece que por mucho tiempo el estilo de música tenía que ver con una clase social, cuando en realidad como que terminaron aceptando que la cumbia la escuchan todas las clases sociales. Podrá gustarte más o menos pero los grupos tropicales son de los más convocantes al menos en este país y en países limítrofes también, y hay muchos que van a hacer giras por Europa o por EE.UU. así que sí, hoy se le da a otro respeto.

¿Te atrae lo latino como el raggaetón, nunca tuviste un vínculo, un puente con artistas de ese género para hacer colaboraciones?

Esa música la consumo, escucho lo que está de moda y tengo una hija adolescente que mucha música urbana. Por ende, me conozco casi todas las canciones y sé que artistas están de moda. Yo soy más de pensar que para hacer feats considero de todo corazón que no soy muy conocida y que esas cosas no se me van a dar, pero después por ahí me llevo sorpresa.

¿Te gustaría ser la empresaria del proyecto o te posicionarías dentro de la obra?

Tengo mucha autocrítica, si creo que soy capaz lo hago pero si no me quedaría fuera, y le daría lugar a alguien que pueda hacer las cosas mejor.