Lo presentará este viernes 21 de octubre en Club Lucille.

El músico, compositor y cantautor argentino Justo Spillmann escribió su primera canción a los 10 años. A los 17 lanzó su primer single. Hoy, llega su álbum debut: Silence. Un viaje a través del folk y el pop, siempre cantando en inglés, con Ed Sheeran y Harry Styles como referentes.

En 2021, viajó a España a grabar el álbum junto al productor español Dan Hammond. “Este álbum es especial para mí, no solo por ser el primero sino también porque fue la oportunidad revisar mis primeros 5 años de carrera», cuenta el artista. «Al detenerme me encontré con un camino lleno de búsqueda y matices. Luego de indagar en distintos géneros y encontrar infinitas fuentes de inspiración, comencé a escribir canciones que juegan con esas distintas gamas que me componen y hacen a mi trayectoria. Lo nuevo y lo viejo conviviendo», agrega.

Para el artista, Silence es un disco para escuchar con «un buen grupo de amigos, acompañado de buenas charlas y risas; condimentado con una de esas noches de verano con un vientito divino». Spillmann presentará el álbum este viernes 21 de octubre en Club Lucille. Podés conseguir tus entradas acá.

¿Por qué Silence?

Elegí ese tema como sencillo del disco por dos razones. Una razón es que el sonido que tenía me hizo sentir orgulloso de mis raíces. Al componer el tema sabía desde el primer momento que ese era el sonido que quería buscar y creo que se logró muy bien. El sonido latino es muy especial y único, tiene algo muy físico que te mueve y que amo. Esta canción fue como un gusto que me di. Escribo en inglés y tengo muchos referentes angloparlantes, pero eso no quita que ame y sienta muy incorporada en mí la música latina. La segunda razón es el mensaje de la letra y melodía. La letra incentiva a ser fiel a uno mismo, no dejar que te tiren hacia abajo en tu proceso, cualquiera sea ese. Que te digan lo que quieran, pero que eso no te cambie y no te pese, que no te desmotiven a mitad del camino. Y la melodía del estribillo tiene ese paso firme casi de protesta que lo apoya.

Sos como un chef y este es tu «plato», ¿cómo te gustaría que se escuche este álbum?

Para mí este álbum es como una milanesa, no hay momento ni formato en el que no lo reciba con brazos abiertos. Pero creo que la mejor manera, tipo «la milanesa con puré que hace mi vieja», sería con un buen grupo de amigos, acompañado de buenas charlas y risas; condimentado con una de esas noches de verano con un vientito divino. Y ojo que de postre pueden empezar a soltarse unos buenos pasos.

¿Qué aprendizajes te dejó este proceso?

Creo que principalmente son dos cosas: me enseñó a ser consistente en el amor a lo que hacés y me reafirmó la importancia de jugar todo el tiempo. Fue un proceso de casi tres años, y fueron para mí tres años repletos de vivencias. Sentí muchísimas cosas y pasé por todos los estados de ánimo que existen más o menos, pero sea el sentimiento que sea, la pasión por esto que hago nunca desapareció. Hasta cuando estaba desmotivado, algo adentro mío me decía «permitite sentir, pero venís por muy buen camino». Y en ese permitirse, también me descontracturé y me solté al juego, hay que divertirse en la vida, y lo sigo aprendiendo todos los días.

Si querés agregar algo, bienvenido

Lo único que me queda agregar es un eterno agradecimiento a toda la gente que apoya a artistas como yo. El arte es muy importante en la vida y hacerlo sintiendo que alguien puede disfrutarlo del otro lado es algo impagable. Follow your dreams kids!