Después de componer canciones para J Balvin, Maluma, Yandel y Anitta, el compositor y productor empezó a cantar sus propias canciones. La semana pasada estrenó “Tu y yo”, junto a Nicky Jam y Valentino.

“El género está en su mejor momento y es por las colaboraciones que estamos haciendo”, decreta Justin Quiles. Nacido en Estados Unidos, pero criado en Puerto Rico, el músico es parte del reggaetón hace un tiempo, pero hace apenas unos años que decidió salir de las sombras. Es el responsable de éxitos como “Loba” de Yandel, “Recuérdame” de Maluma, “Ambiente” de J Balvin y “Downtown” de Anitta. Esta última fue su manera de homenajear a Juan Luis Guerra por su canción “Burbujas de amor”. “Es la versión moderna del track”, dice en las oficinas de Billboard AR.

Sin dejar de lado la composición y la producción, Quiles hoy se anima al escenario. “Sentí que era el momento de aparecer en escena”, comenta. Acaba de lanzar “Tu y yo”, un track con Nicky Jam y Valentino, que cuenta con un videoclip grabado en Miami. “Y todavía me queda otro tema para estrenar con Nicky”.

Pero así como lo buscan a él para componer, Quiles procura tener a los mejores para producir sus canciones, las canté el o no. “Respeto muchísimo a Sky. No solo por su talento, también es un placer trabajar con él. Es una bestia”.

“Que nos hayamos unido tanto durante los últimos años hizo que crezca mucho. Hoy hay canciones con cinco artistas o más. Siento que eso nos ayuda, y en otros género no veo esa unión. Dicen que en la unión está la fuerza, y aquí parece cumplirse”, concluye.

Vos llegás a la industria como compositor, pero también sos un meticuloso de la producción.

-Soy adicto al estudio, y muy meticuloso en el audio, la mezcla. Me gusta sentarme con el ingeniero y decirle el sonido que quiero. Hasta en la masterización me involucro. Soy así, me meto en cada proceso. Me pasa lo mismo con lo audiovisual. Pero nunca dejaré de ser compositor, es algo que me nace desde que empecé. Si me darían a escoger entre ser performer o componer, elijo componer. Siento que es el fruto, es la raíz. Cuando termino un tema en el estudio se me paran los pelos. Yo escucho una canción y me emociono, me encanta crear música,ese proceso para mí es muy especial.

¿Cómo es tu relación con otros colegas?

-Hay una competencia pero sana. Entre todos estamos peleando por el primer lugar de las listas, pero eso logra que llevemos al género a lo más alto. Me llevo muy bien con casi todos mis colegas, a veces siento que los grandes me respetan más que los que salen ahora. Tengo buena comunicación con J Balvin y Nicky Jam.

Hoy el reggeatón está legitimado, pero no siempre lo estuvo, ¿lo sentís así?

-Hubo un momento de tambaleo en el género, pero se levantó muy rápido. No fue tan fácil el reconocimiento. En una época no nos aceptaban en ningún premio o si había alguno era Daddy Yankee o Don Omar. Hoy, hasta los artistas de trap nuevos están yendo a las alfombras rojas, con nominaciones y todo.

¿Por qué?

-Yo creo que los número hablan por sí solos, es una de las cosas que todos están atentos. Ahí vieron cómo creció el género; hoy hay artistas latinos con mejores números que los americanos, como es el caso de Balvin, Ozuna, Nicky Jam y Bad Bunny.