El músico sudafricano de 14 años es considerado un niño prodigio. Confeso admirador de Stevie Wonder, lanzó su álbum debut "Gruv Kid" con el que llamó la atención de la industria por su virtuosismo.

Por Santiago Torres

Nacido en Sudáfrica, se mudó a Estados Unidos en 2015 y allí estuvo hasta el año pasado cuando su familia decidió irse a Durham, Inglaterra. A los cinco años ya dominaba el piano. Poco después, tomó la guitarra.

En Sudáfrica, su padre, Julius, tuvo una carrera como guitarrista de jazz profesional y lanzó tres álbumes como solista. Cuando sus hijos comenzaron a mostrar interés por la música, los alentó aunque al principio se resistió, recordando sus propias experiencias en lo que él describe como una industria inestable. Esa fue la razón principal por la que se mudaron a Estados Unidos, señala el padre que en sus conciertos a veces presentaba a su hija Jamie-Leigh para tocar la batería. A diferencia de su hermana mayor, el joven Justin-Lee inicialmente mostró poco interés por la música. Luego eso cambió.

Pronto, Schultz y su hermana se unían regularmente a su padre en el escenario, y su perfil creció en Sudáfrica. Cuando Julius consiguió un trabajo como director musical en una iglesia en Michigan y la familia se mudó a Estados Unidos.

La influencia de Stevie Wonder en su música es notable: su álbum Gruv Kid incluye una versión de “Do I Do” de Wonder. Grabado y producido de forma remota desde el estudio casero de Schultz en Durham, presenta colaboraciones con el teclista Bob James y el grupo de fusión de jazz con sede en Filadelfia Pieces of a Dream. Julius compuso siete de los temas, reinventando algunos de sus lanzamientos anteriores como guitarrista.

Estás dándole vida nuevamente a los instrumentos…

Muchas gracias, lo estoy intentando de verdad.

¿Qué pensás de los charts y la música popular?

Trato de mantener mis oídos abiertos a todo tipo de música. Me gustan las estrellas de pop como Bruno Mars, Michael Jackson. Personas y artistas como ellos me encantan.

¿Te sentís diferente a los chicos de tu misma edad?

No realmente, no lo creo. Pienso que escucho muchos géneros de música diferente e intento estar al tanto de todas las novedades en diferentes ámbitos.

¿Pensás mucho en el futuro de tu carrera o preferís vivir el momento?

Sí, estoy constantemente pensando en el futuro. Ya sabes, preparándome para diferentes situaciones y eventos de ese estilo.

¿Preferirías tocar en el Madison Square Garden o en Lollapalooza?

Madison Square Garden. Es un lugar icónico, me encantaría tocar en frente de tanta gente en un recinto con una historia como la suya.

¿Qué opinión tenés del Autotune?

Es una buena herramienta para buscar un nuevo sonido. Creo que depende de lo que sea que estés buscando.

¿Autotune y la producción es otro tipo de instrumento?

Claro, me gusta experimentar con todo tipo de efectos diferentes y explorar, sobre todo explorar.

¿Cuál es el instrumento más difícil de tocar?

Todos son difíciles. Hay que practicar muchísimo para llegar a una cierta comodidad con ellos.

¿Qué es más importante, el talento o la práctica?

Ambas cosas son importantes y una se relaciona con la otra. Uno puede ser talentoso, pero tiene que trabajar para moldearlo a la forma a la que lo quiere llevar.

¿Qué es para vos la composición? ¿Cuál es la diferencia entre tocar un instrumento o empezar la música desde cero?

Amo hacer las dos. Soy algo nuevo en la composición, hace solo tres años que escribo y más de nueve que toco así que es más fácil eso para mí. Sigo practicando para hacerlo mejor y si me surge una nueva idea, es súper divertido para mí desarrollarla y ver en qué se convierte desde cero.

¿Qué valor le das a la popularidad?

No estoy realmente seguro. Creo que la fama llega de la mano de oportunidades. Tocar en muchos escenarios, conocer diferentes países, reunirse con más gente… Diría que la parte mala sería la falta de privacidad, pero creo que puede estar bueno, no soy tan famoso aún.

¿Qué les dirías a chicos de tu edad que no cuentan con el apoyo de su familia?

Dirían que sigan trabajando duro y siguiendo sus sueños. El trabajo duro paga al final. Lo más importante es disfrutar lo que uno está haciendo, si lo pasan bien, ve por ello.

¿Tuviste la oportunidad de conocer música en español?

Sí, amo ese tipo de música, es muy divertida de tocar. El ritmo latino se maneja mucho sobre el beat así que creo que es muy bueno, me gusta.

  ¿Cuál es tu relación con la escritura en la música?

Generalmente toco de oído porque aún no puedo leer del todo bien. Es bueno tener ambos, si estás en un escenario donde no podés leer es buenísimo poder tocar de oído. Y si estás en una orquesta o en un club de jazz y no te dan la música antes, es genial poder leer y seguirlos.