En un adelanto de la extensa nota que dio para Billboard, por primera vez el canadiense cuenta cómo es la difícil relación con su madre.

No es secreto que Justin Bieber tuvo una infancia especial. Y ahora, después de consumado su exitoso regreso, se abre para contarle a Billboard sobre sus épocas más difíciles.
Quizás, una de las revelaciones más sorprendentes que dio en una nota exclusiva se trata de la desafiante relación que tiene con su madre, Pattie Mallette, que según Justin se volvió “casi inexistente” los últimos dos años. “Fui distante porque tenía vergüenza. Nunca quise que mi madre estuviera decepcionada conmigo, y yo supe que lo estaba. Pasamos un tiempo sin hablarnos, y lleva tiempo volver a construir esa confianza. Ella vive en Hawaii ahora, así que es difícil, pero estamos mejorando. Ella es una mujer increíble y yo la amo.”
Respecto de su padre, Jeremy Bieber, Justin dice que no es apropiado retratarlo como un vago. “Él era inmaduro. Se fue durante un año a Columbia Británica (provincia de Canadá) cuando yo tenía 4, y volvió el Día del Padre. Recuerdo a mi mamá diciendo: ‘Si te vas a quedar acá, tenés que estar acá’. Hay una concepción errada de que él es un vago, pero estuvo en mi vida desde entonces. Yo lo veía los fines de semana y los miércoles.”
Por estos días, el padre de Justin todavía se está adaptando a la enorme fama de su hijo. Después de que una foto de él desnudo circulara por Internet el mes pasado, Jeremy tuiteó: “@justinbieber con qué alimentás esa cosa. #orgulloso papá.” Bieber le explicó a Billboard que ese es simplemente su papá haciendo de papá.
“Creo que la foto fue una invasión a mi privacidad”, agrega. “Me sentí muy violado. Mi papá hizo una broma con eso, pero no pienso que sea retorcido. Fue gracioso. Los papás siempre serán los papás.”