Previo a su presentación en el Teatro Vorterix el 13 de diciembre, Juan Ingaramo habló acerca del premio más importante como artista, la riqueza de las colaboraciones y la importancia de mantener la identidad intacta. El 13 de diciembre se presenta en el Teatro Vorterix.

Recientemente, la Academia Latina de la Grabación® anunció a los nominados de la 20° Entrega Anual del Latin GRAMMY, la distinción internacional que celebra la excelencia en la música latina y el único galardón a la música latina otorgado entre profesionales de la música. La ceremonia se llevará a cabo el 14 de noviembre en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, y entre los nominados en la categoría de Mejor nuevo artista, Juan Ingaramo es uno de ellos.

En una charla con Billboard AR, el artista detrás de Best seller se refirió a su reciente nominación, colaboraciones soñadas y la riqueza cultural de Latinoamérica.

¿Cómo tomaste la nominación a los Grammys? ¿Qué significa una premiación para vos?

-Los Latin Grammys siempre fueron una especie de fantasía lejana que con el tiempo se empezó a acercar cada vez más. Sin embargo, nunca fue algo fundamental en la etapa creativa ni en la cuestión ejecutiva. Por eso fue una hermosa sorpresa como un reconocimiento internacional mi trabajo. Yo creo que el premio más importante para uno es dar un concierto y ver la cara del público y escucharlos cantar. Sin embargo, este tipo de premios de la industria es un mimo en la espalda muy apreciado porque es un reconocimiento y hasta el más importante al que puede aspirar un músico latino.

¿Qué sentís que le aportan a tu música las colaboraciones? ¿Con quién te gustaría colaborar?

-Cómo uno es en la música es un reflejo de cómo es uno en la vida. Personalmente siento que mi vida sin amigos, mi pareja u otras personas involucradas no es tan linda como podría ser. La vida en soledad no es tan interesante como la vida en compañía y lo mismo sucede con la música, y eso lo traslado a las colaboraciones. Más allá de ser un modo para potenciar el rendimiento, las reproducciones y los streamings, son cosas que no pienso a la hora de plantear una colaboración. Lo siento musicalmente artístico y es una forma de potenciar la canción, de generar otro universo dentro de eso que ya es. Me divierte muchísimo y me genera placer trabajar la música con más de uno, siempre que sea con artistas que admiro. Un ejemplo es Elsa y Elmar con quien hicimos “Fuego y pasión”. Ella también está nominada a Mejor artista nuevo y para mí fue un lujo tenerla en esa canción.

Respecto a su reciente featuring con Miranda!, Ingaramo añade: “Sueño con un montón de colaboraciones; desde artistas con los que uno fue criado, como este feat con Miranda! ya que fue uno de mis referentes del pop en mi adolescencia y es una de las bandas que me abrió el panorama. También me mostró la libertad estética, visual y lírica y terminé haciendo una colaboración con ellos. Ahí tenés la magia de la música. Espero que la ceremonia dé la posibilidad de encontrarse con gente que uno admira y proponérselo si se da”.

¿Cómo es interactuar a través de la música con países latinoamericanos? ¿Sentís que hoy en día el sonido latino tiene mayor importancia?

-Claramente me considero latino. Nací en el interior de un país atravesado por el karma latinoamericano. Es al que le llaman el Tercer Mundo y me da orgullo ser de acá. Sí identifico que como latinos del sur tenemos muchas diferencias con los latinos del centro y ahí está la riqueza. Lo que más me atrae de desarrollar la música latina es darle mi propia identidad y nuestra identidad argentina y no salir a reproducir las interpretaciones latinas de Puerto Rico, Colombia y México. Creo que ahí está nuestro desafío y tenemos la ventaja de todavía no haber demostrado tanto así que todo eso está por venir.

El 13 de diciembre, Juan Ingaramo se presentará en el Teatro Vorterix. Adquirí tus entradas a través del sistema All Access.