El artista colombiano supo exportar la música regional popular a los Estados Unidos, Canadá, México, América del Sur y Europa.

En el auge de la música urbana, Jessi Uribe es un oasis que está refrescando la industria musical con sus melodías acústicas y populares. Se trata de un artista que se caracteriza por su música andina de cuerdas, con influencias mexicanas.

Desde su participación en el Latin American Idol y su debut del single “Dulce Pecado”, Jessi Uribe, oriundo de la ciudad de Bucaramanga, ha traspasado fronteras y ha logrado llevar la música regional mexicano popular a los Estados Unidos, Canadá, México, América del Sur y Europa.

Este género, presente en el país desde mediados del siglo pasado, ha enfrentado diversos desafíos durante años y por fin logró instalarse no simplemente entre adultos, su público objetivo natural, sino que ha migrado y se ha convertido en tendencia entre los jóvenes. Gracias a Jessi Uribe, el mundo está conociendo lo que es el regional mexicano. Desde Colombia para todo el mundo.