¿Un club exclusivo de millonarios? ¿Una reunión tipo Illuminati? Ni bien Jay Z y otros artistas anunciaron el nacimiento de Tidal, las críticas se dispararon, no solo en la industria –Billboard ya aclaró que el contenido lanzado únicamente en esa plataforma se verá perjudicado en el ranking- y de los propios colegas, como Mumford & Sons y Lily Allen.  

Rápido de reflejos, el rapero usó su cuenta de Twitter para contrarrestar las críticas. Bajo el hastag #TidalFacts, dejó en claro que a Tidal le va bien: “tenemos 770.000 suscriptores, estamos en el negocio hace menos de un mes”

Jay Z explicó que “iTunes no se construyó en un día, Spotify tardó nueve años en ser exitoso” y que Tidal le paga el mismo porcentaje de regalías a todos los artistas, autores y productores, no solo a los fundadores.  

“Hay grandes compañías que están gastando millones de dólares en campañas de difamación. No somos ‘anti’ nada, somos pro artistas y fans. Hicimos Tidal para los fans: tenemos más que música, tenemos video, conciertos en exclusiva, preventa de conciertos”, explicó a su comunidad de 3.1 millones de seguidores. 

Y luego de contar que su primo viajó a Nigeria para “descubrir nuevos talentos”, Mr. Carter tendió un manto de piedad. “Somos humanos (incluso los Daft Punk). No somos perfectos, pero estamos determinados. Por favor denos una chance de crecer y mejorar”.